jueves, 31 de marzo de 2016

Hasta la locura te amo Señor - Pablo Martínez



Autor e intérprete: Pablo Martínez

Me puede faltar todo en la vida,
me puede faltar hasta la vida;
pero nunca quiero que me falte
el deseo de amarte hasta el final.

Coro
Hasta la locura te amo, Señor.
Ya no quedan dudas en mi corazón;
de que te amo,
de que te amo, Señor.

Quiero amarte hasta el extremo.
Sin reservas darme por entero
como los que se han enamorado
yo te canto, mi amado, hasta el final.

Coro
Hasta la locura te amo, Señor.
Ya no quedan dudas en mi corazón;
de que te amo,
de que te amo, Señor.


Nota:
Pablo Martínez es compositor, cantante, catequista, conferencista y escritor católico de nacionalidad argentina. Puedes conocer más de este joven talentoso que trabaja para el Señor, en su página web y seguirlo por redes sociales:

San Francisco de Sales: "El Santo de la Dulzura"



Cortometraje animado para niños sobre la vida del gran santo San Francisco de Sales; el ejemplo de un hombre que con dulzura y amor pudo conquistar los corazones más duros, trabajó por la paz en Francia y Ginebra, y la unificación de la iglesia. Podemos aprender mucho de la vida de éste Doctor de la Iglesia Católica, que compartió su gran sabiduría con todos mediante sus escritos.

miércoles, 30 de marzo de 2016

Los Discípulos de Emaús - Fernando Casanova



Fernando Casanova: fue pastor ordenado en la iglesia pentecostal. Después de largos años de formación en religión, pastoral, estudios bíblicos y teología, reconoció que la Iglesia Católica era la verdadera y se convirtió a ella. Ha realizado una importante labor de evangelización y apologética carismástica; dando a los católicos formación para defender la fe y la iglesia edificada por el Señor.

En éste capítulo de EWTN habla sobre "Los Discípulos de Emaus" (Lucas 24,13-35) y la forma como no reconocieron al Señor resucitado que caminaba con ellos. Nos muestra la importancia de ver al Señor principalmente en la Eucaristía, donde se hace presente hoy. Al descubrir al Cristo correcto se recupera la paz y la alegría, dando testimonio como discípulo comprometido con el Señor y su iglesia.


martes, 29 de marzo de 2016

Oración por los cristianos perseguidos



Padre nuestro, Padre misericordioso y lleno de amor, mira a tus hijos e hijas que, a causa de la fe, en tu Santo Nombre sufren persecución y discriminación en Irak, Siria, Kenia, Nigeria y tantos lugares del mundo.

Que tu Santo Espíritu les colme con su fuerza en los momentos más difíciles de perseverar en la fe.

Que les haga capaces de perdonar a los que les oprimen.

Que les llene de esperanza para que puedan vivir su fe con alegría y libertad.

Que María, Auxiliadora y Reina de la Paz, interceda por ellos y les guíe por el camino de santidad.

Padre Celestial, que el ejemplo de nuestros hermanos perseguidos aumente nuestro compromiso cristiano, que nos haga más fervorosos y agradecidos por el don de la fe.

Abre, Señor, nuestros corazones para que con generosidad sepamos llevarles el apoyo y mostrarles nuestra solidaridad. Te lo pedimos por Jesucristo, nuestro Señor. Amén.

Jesús resucitado y María Magdalena




Juan 20, 11-18

María estaba afuera, llorando junto al sepulcro. Mientras lloraba se inclinó hacia el sepulcro y ve dos ángeles vestidos de blanco, sentados: uno a la cabecera y otro a los pies del lugar donde había estado el cadáver de Jesús.
Le dicen:
—Mujer, ¿por qué lloras?
María responde:
—Porque se han llevado a mi señor y no sé dónde lo han puesto.
Al decir esto, se dio media vuelta y ve a Jesús de pie; pero no lo reconoció.
Jesús le dice:
—Mujer, ¿por qué lloras? ¿A quién buscas?
Ella, creyendo que era el jardinero, le dice:
—Señor, si tú te lo has llevado, dime dónde lo has puesto y yo iré a buscarlo.
Jesús le dice:
—¡María!
Ella se vuelve y le dice en hebreo:
—Rabbuni —que significa maestro—.
Le dice Jesús:
—Déjame, que todavía no he subido al Padre. Ve a decir a mis hermanos: Subo a mi Padre, el Padre de ustedes, a mi Dios, el Dios de ustedes.
María Magdalena fue a anunciar a los discípulos:
—He visto al Señor y me ha dicho esto.

sábado, 26 de marzo de 2016

Sábado Santo


El Sábado Santo es un día de luto, con silencio meditamos en la muerte del Señor Jesús y nos preparamos para la celebración de la Vigilia Pascual.

La iglesia no celebra cultos oficiales, hoy no hay Eucaristía, se recomienda la visita a los monumentos para acompañar a Jesús en el sepulcro y esperamos su gloriosa resurrección.

Al final del día, se celebra la víspera de la pascua, con una vigilia donde con cánticos y las lecturas, la bendición del agua y del fuego, retorna nuevamente la alegría con Jesús victorioso de la muerte.

viernes, 25 de marzo de 2016

Virgen dolorosa por Ines De Viaud



Virgen del dolor
Virgen del amor
Cuanto perdón
Cuanto perdón

Enséñame María a perdonar
con el amor que perdonaste Tú
Que viendo a tu hijo con dolor
pidiendo para los hombres perdón
Callaste, callaste 
y con amor aceptaste su dolor (Bis)

Refúgium peccatórum
Stella matutína
Virgo fidélis
Regina pacis

Madre del sufrimiento
consuelo a nuestro dolor
causa de nuestra alegría
vaso espiritual.

Enséñame María a perdonar
con el amor que perdonaste Tú
Que viendo a tu hijo con dolor
pidiendo para los hombres perdón
Callaste, callaste,
y con amor aceptaste su dolor (Bis)



La pasión de nuestro Señor Jesucristo - Sermón del Santo Cura de Ars


Sermón de Juan María Vianney: cada vez que escogemos el pecado volvemos a renovar de manera cruel la Pasión de Jesucristo. Lo que sucede todos los días entre los cristianos es peor que la traición de sus discípulos hace 2000 años, los malos cristianos le siguen traicionando, renegando de su fe, incumpliendo sus mandamientos y abandonándolo cada día. Sermón especial del Santo Cura de Ars para el día de hoy, Viernes Santo.

Escalando el camino de la Pascua - Marino Restrepo



Marino Restrepo realiza una reflexión sobre el camino del cristiano, esa vía que acerca a la espiritualidad, se aleja del mundo y se adentra en el Espíritu de Dios. Es importante vivir conforme a los designios divinos, cultivando las virtudes y declarando la guerra a los vicios para lograr el verdadero tesoro de la paz. La verdadera trascendencia es vivir en el amor, con miras a la eternidad.

jueves, 24 de marzo de 2016

El lavatorio de los pies

Juan 13, 1-15

Antes de la fiesta de Pascua, sabiendo Jesús que llegaba la hora de pasar de este mundo al Padre, después de haber amado a los suyos que estaban en el mundo, los amó hasta el extremo.
Durante la cena, cuando el Diablo había sugerido a Judas Iscariote que lo entregara, sabiendo que todo lo había puesto el Padre en sus manos, que había salido de Dios y volvía a Dios, se levanta de la mesa, se quita el manto, y tomando una toalla, se la ató a la cintura. Después echa agua en un recipiente y se puso a lavarles los pies a los discípulos y a secárselos con la toalla que llevaba en la cintura.
Llegó a Simón Pedro, el cual le dice:
—Señor, ¿tú me vas a lavar los pies?
Jesús respondió:
—Lo que yo hago no lo entiendes ahora, más tarde lo entenderás.
Replica Pedro:
—No me lavarás los pies jamás.
Le respondió Jesús:
—Si no te lavo, no tienes nada que ver conmigo.
Le dice Simón Pedro:
—Señor, si es así, no sólo los pies, sino las manos y la cabeza.
Le responde Jesús:
—El que se ha bañado no necesita lavarse más que los pies, porque está completamente limpio. Y ustedes están limpios, aunque no todos. Conocía al que lo iba a entregar y por eso dijo que no todos estaban limpios.
Después de haberles lavado los pies, se puso el manto, volvió a la mesa y les dijo:
—¿Comprenden lo que acabo de hacer?
Ustedes me llaman maestro y señor, y dicen bien. Pero si yo, que soy maestro y señor, les he lavado los pies, también ustedes deben lavarse los pies unos a otros. Les he dado ejemplo para que hagan lo mismo que yo hice con ustedes.

miércoles, 23 de marzo de 2016

Triduo Pascual por el Papa Francisco

Audiencia General 23 de marzo 2016

Queridos hermanos y hermanas:

Nuestra reflexión de hoy nos introduce en el Triduo Pascual. Tres días intensos que nos hablan de la misericordia de Dios, pues hacen visible hasta dónde puede llegar su amor por nosotros. El Evangelio de san Juan dice: «Jesús, habiendo amado a los suyos que estaban en el mundo, los amó hasta el extremo», los amó hasta el fin. 

El Triduo Pascual es el memorial de un drama de amor que nos da la certeza que nunca seremos abandonados en las pruebas de la vida. 

El Jueves Santo, con la institución de la Eucaristía y el lavatorio de los pies, Jesús nos enseña que la Eucaristía es el amor que se hace servicio. 

El Viernes Santo, llegamos al momento culminante del amor, un amor que quiere abrazar a todos sin excluir a nadie con una entrega absoluta.

El Sábado Santo, es el día del silencio de Dios, Jesús comparte con toda la humanidad el drama de la muerte, no dejando ningún espacio donde no llegue la misericordia infinita de Dios. 

En este día, el amor no duda, como María, la primera creyente, ella no dudó, guardó silencio y esperó. El amor espera confiado en la palabra del Señor hasta que Cristo resucite esplendente el día de Pascua.

Frase del Papa Francisco sobre la guerra


Oremos por la paz



Ante los últimos hechos de violencia en el mundo, los atentados en Bruselas y todas las masacres en oriente, comprendemos los mensajes de la Virgen María en Medjugorje. Durante el año 2015 insistió en varias ocasiones sobre el gran peligro que enfrenta la paz, y la necesidad de fortalecer la oración y la conversión. La Virgen pide que oremos por la paz todos los días y hagamos ayunos para frenar la guerra.


Mensaje del 25 de noviembre de 2015 en Medjugorje


"Queridos hijos, hoy os llamo a todos: orad por mis intenciones. La paz está en peligro, por lo tanto, hijos míos, orad y sed portadores de paz y esperanza en este mundo sin paz donde Satanás ataca y pone a prueba de todas las formas. Hijos míos, sed fuertes en la oración y valientes en la fe. Yo estoy con vosotros e intercedo ante mi Hijo Jesús por todos vosotros. Gracias por haber respondido a mi llamada".


Mensaje del 25 de junio de 2015 en Medjugorje


“Queridos hijos, también hoy el Altísimo me concede la gracia de poderos amar y de llamaros a la conversión. Hijos míos, que Dios sea vuestro mañana, no la guerra ni el desasosiego, no la tristeza sino la alegría y la paz deben reinar en los corazones de todos los hombres, y sin Dios nunca podrán encontrar la paz. Hijos míos, por eso regresad a Dios y a la oración para que vuestro corazón cante con alegría. Yo estoy con vosotros y os amo con inmenso amor. Gracias por haber respondido a mi llamada".

Mensaje del 20 de febrero de 2015 en Medjugorje

Mensaje a Ivan
"Queridos hijos, hoy os invito a orar por la paz. La paz está en peligro, orad más, orad con el corazón. La Madre ora con vosotros e intercedo ante mi Hijo por todos vosotros. Gracias, queridos hijos, porque también hoy habéis respondido a mi llamada." ¡Cuánta paz tienen los que aman a Dios! 

martes, 22 de marzo de 2016

Jesús anuncia la traición de Judas


Juan 13, 21-38

Dicho esto, Jesús se estremeció por dentro y declaró:
—Les aseguro que uno de ustedes me entregará.

Los discípulos se miraban unos a otros sin saber por quién lo decía. Uno de los discípulos, el más amigo de Jesús, estaba reclinado a su derecha. Simón Pedro le hace un gesto y le dice:
—Averigua a quién se refiere.

Él se inclinó hacia el costado de Jesús y le dijo:
—Señor, ¿quién es?
Le responde Jesús:
—Aquél a quien le dé un trozo de pan remojado.

Remojó el pan, lo tomó y se lo dio a Judas el de Simón Iscariote. Detrás del bocado Satanás entró en él.

Jesús le dice:
—Lo que tienes que hacer hazlo pronto.

Ninguno de los comensales comprendió por qué lo decía. Algunos pensaron que, como Judas tenía la bolsa, Jesús le había encargado comprar lo necesario para la fiesta o dar algo a los pobres. Y enseguida, después de recibir el bocado, Judas salió. Era de noche.

Cuando salió, dijo Jesús:
—Ahora ha sido glorificado el Hijo del Hombre y Dios ha sido glorificado por él. [Si Dios ha sido glorificado por él,] también Dios lo glorificará por sí, y lo hará pronto.

Hijitos, todavía estaré un poco con ustedes; me buscarán y, como dije a los judíos también lo digo ahora, a donde yo voy ustedes no pueden venir.

Les doy un mandamiento nuevo, que se amen unos a otros como yo los he amado: ámense así unos a otros. En eso conocerán todos que son mis discípulos, en el amor que se tengan unos a otros.

[Le] dice Simón Pedro:
—Señor, ¿adónde vas?

Le respondió Jesús:
—A donde yo voy no puedes seguirme por ahora, me seguirás más tarde.

Le dice Pedro:
—Señor, ¿por qué no puedo seguirte ahora? Daré mi vida por ti. 

Le contesta Jesús:
—¿Que darás la vida por mí? Te aseguro que antes de que cante el gallo, me negarás tres veces.


domingo, 20 de marzo de 2016

El Papa Francisco da inicio a la Semana Santa

Con la homilía del Domingo de Ramos el Papa Francisco da inicio a la Semana Santa en Roma. Nos invita a dejar entrar a Jesús en nuestra vida para tener la verdadera alegría. Iniciemos nuestra Semana Mayor con las palabras del Santo Padre:

"¡Bendito el que viene en nombre del Señor!» (Cf. Lc 19,38), gritaba festiva la muchedumbre de Jerusalén recibiendo a Jesús. Hemos hecho nuestro aquel entusiasmo, agitando las palmas y los ramos de olivo hemos expresado la alabanza y el gozo, el deseo de recibir a Jesús que viene a nosotros. 

Sí, del mismo modo que entró en Jerusalén, desea también entrar en nuestras ciudades y en nuestras vidas. 

Así como lo ha hecho en el Evangelio, cabalgando sobre un asno, viene a nosotros humildemente, pero viene «en el nombre del Señor»: con el poder de su amor divino perdona nuestros pecados y nos reconcilia con el Padre y con nosotros mismos. 

Jesús está contento de la manifestación popular de afecto de la gente, y cuando los fariseos le invitan a que haga callar a los niños y a los otros que lo aclaman, responde: «si estos callan, gritarán las piedras» (Lc 19,40). 

Nada pudo detener el entusiasmo por la entrada de Jesús; que nada nos impida encontrar en él la fuente de nuestra alegría, de la alegría auténtica, que permanece y da paz; porque sólo Jesús nos salva de los lazos del pecado, de la muerte, del miedo y de la tristeza..." 

Papa Francisco

Palabra de Discípulo


Isaías 50, 4-7

Mi Señor me ha dado una lengua de discípulo, para saber decir al abatido una palabra de aliento. Cada mañana me despierta el oído, para que escuche como un discípulo. El Señor me abrió el oído: yo no me resistí ni me eché atrás, ofrecí la espalda a los que me apaleaban, las mejillas a los que me arrancaban la barba; no me tapé el rostro ante ultrajes y salivazos. El Señor me ayuda, por eso no me acobardaba; por eso endurecí el rostro como piedra, sabiendo que no quedaría defraudado.

sábado, 19 de marzo de 2016

La vida de San José para niños



Hoy 19 de marzo celebramos de festividad de San José, patrono de las familias, de la iglesia y los trabajadores.

Comparto con los niños la hermosa historia de San José, basada en la Palabra de Dios. 

San José es el ejemplo perfecto para todos los hombres: obediencia, fe ciega en Dios, humildad, castidad, protector de la familia. Pidamos su ayuda para ser tan santos como él.

Letanías de San José

San José : pintura de Ricardo Balaca, siglo XIX en Salamanca, España

Señor, ten misericordia de nosotros.
Cristo, ten misericordia de nosotros.
Señor, ten misericordia de nosotros.
Cristo, óyenos.
Cristo, escúchanos.
Dios Padre Celestial, ten misericordia de nosotros.
Dios Hijo, Redentor del mundo, ten misericordia de nosotros.
Dios Espíritu Santo, ten misericordia de nosotros.
Santa Trinidad, un solo Dios, ten misericordia de nosotros.

Santa María, ruega por nosotros.

San José, ruega por nosotros.
Ilustre descendiente de David
Luz de los Patriarcas
Esposo de la Madre de Dios
Casto guardián de la Virgen
Padre nutricio del Hijo de Dios
Celoso defensor de Cristo
Jefe de la Sagrada Familia
José justísimo
José castísimo
José prudentísimo
José valentísimo
José fidelísimo
Espejo de paciencia
Amante de la pobreza
Modelo de trabajadores
Gloria de la vida doméstica
Custodio de Vírgenes
Sostén de las familias
Consuelo de los desgraciados
Esperanza de los enfermos
Patrón de los moribundos
Terror de los demonios
Protector de la Santa Iglesia

Cordero de Dios, que quitas los pecados del mundo: perdónanos, Señor.
Cordero de Dios, que quitas los pecados del mundo: escúchanos, Señor.
Cordero de Dios, que quitas los pecados del mundo:ten misericordia de nosotros.

V-Le estableció señor de su casa.
R-Y jefe de toda su hacienda.

Oremos: Oh Dios, que en tu inefable providencia, te dignaste elegir a San José por Esposo de tu Santísima Madre: concédenos, te rogamos, que merezcamos tener por intercesor en el cielo al que veneramos como protector en la tierra. Tu que vives y reinas por los siglos de los siglos. Amén.


viernes, 18 de marzo de 2016

La Adoración al Santísimo Sacramento - Padre Ghislain Roy


El Sacerdote Ghislain Roy, de origen canadiense, ejerce su ministerio principalmente con el carisma de la  liberación y la sanación interior. En esta predica el padre habla sobre la importancia de la adoración al Santísimo Sacramento, y da cuatro pasos para realizar este bello encuentro con el amado. 

"Sabía que las almas de los adoradores brillarán más, que las otras almas en el cielo?. No se puede pasar un solo día sin adorar, este gesto que haces tiene una repercusión hasta el cielo. El mejor tiempo que pasas ante el Santísimo Sacramento es el mejor tiempo que tu puedes pasar aquí en la tierra. Estos momentos incrementan esa unión con Él; y contribuyes a aportar paz eterna aquí en la tierra. Vacíos interiores muy grandes en tu alma, son sanados ante el Santísimo Sacramento..."

Martín Valverde - Gloria




Gloria
Gloria (Bis)

A Jesús el Señor
Al Cordero de Dios
Al Nombre sobre todo Nombre (Bis)



jueves, 17 de marzo de 2016

Hermana Glenda - Explicación de la Imagen de la Divina Misericordia



La Hermana Glenda, hace una reflexión sobre la Divina Misericordia, con textos de Sor Faustina. Explica la imagen de Jesús Misericordioso: el rayo blanco que es el agua del corazón que limpia y purifica la vida; el rayo rojo es la sangre de Jesús que nos redime de todos los pecados. 

Una preparación para recibir toda la Misericordia de Dios, en este año jubilar y celebrar el próximo domingo 3 de abril la Fiesta de la Divina Misericordia.



miércoles, 16 de marzo de 2016

La verdad los hará libres


Juan 8, 31-47

A los judíos que habían creído en él Jesús les dijo:
—Si se mantienen fieles a mi palabra, serán realmente discípulos míos, conocerán la verdad y la verdad los hará libres.

Le contestaron: —Somos descendientes de Abrahán y nunca hemos sido esclavos de nadie. ¿Por qué dices que seremos libres?

Jesús les contestó:
—Les aseguro que quien peca es esclavo; y el esclavo no permanece siempre en la casa, mientras que el hijo permanece siempre.  Por tanto, si el Hijo les da la libertad, serán realmente libres. Yo se que ustedes son descendientes de Abrahán; pero tratan de matarme porque no aceptan mi palabra. Yo digo lo que he visto junto a mi Padre; ustedes hacen lo que han oído a su padre.

 Le contestaron:
 —Nuestro padre es Abrahán.
 
Replicó Jesús:
—Si fueran hijos de Abrahán, harían las obras de Abrahán. Pero ahora intentan matarme a mí, al hombre que les dice la verdad que ha oído de Dios. Eso no lo hacía Abrahán. Pero ustedes obran como su padre.

Entonces le responden:
—Nosotros no somos hijos bastardos; tenemos un solo padre, que es Dios.

Jesús les replicó:
—Si Dios fuera su padre, ustedes me amarían, porque yo vine de parte de Dios y aquí estoy. No vine por mi cuenta, sino que él me envió. 

¿Por qué no entienden mi lenguaje? Porque no son capaces de escuchar mi palabra.

El padre de ustedes es el Diablo y ustedes quieren cumplir los deseos de su padre. Él era homicida desde el principio; no se mantuvo en la verdad, porque no hay verdad en él. Cuando dice mentiras, habla su lenguaje, porque es mentiroso y padre de la mentira. Pero a mí no me creen, porque les digo la verdad. ¿Quién de ustedes probará que tengo pecado? Si les digo la verdad, ¿por qué no me creen?

El que viene de Dios escucha las palabras de Dios. Por eso ustedes no escuchan, porque no son de Dios.

martes, 15 de marzo de 2016

YO SOY



 Juan 8, 21-30

En otra ocasión les dijo:
—Yo me voy, ustedes me buscarán y morirán en su pecado. A donde yo voy ustedes no pueden venir.

Comentaron los judíos:
—¿Será que se piensa matar y por eso dice que no podemos ir a donde él va?

Les dijo:
—Ustedes son de aquí abajo, yo soy de lo alto; ustedes son de este mundo, yo no soy de este mundo. Yo les dije que morirían por sus pecados. Si no creen que Yo soy, morirán por sus pecados.

Le preguntaron:
—¿Tú quién eres?

Jesús les contestó:
—Esto es lo que les estoy diciendo desde el principio. Tengo mucho que decir y juzgar de ustedes. Pero el que me envió dice la verdad, y lo que escuché de él es lo que digo al mundo. No comprendieron que se refería al Padre.

Jesús añadió:
—Cuando hayan levantado al Hijo del Hombre, comprenderán que Yo Soy y que no hago nada por mi cuenta, sino que hablo como mi Padre me enseñó. El que me envió está conmigo y no me deja solo, porque yo hago siempre lo que le agrada.

Por estas palabras muchos creyeron en él.


lunes, 14 de marzo de 2016

Nuestra meta es Cristo

Filipenses 3, 10-16

Lo que quiero es conocer a Cristo, y sentir en mí el poder de su resurrección, tomar parte en sus sufrimientos; configurarme con su muerte con la esperanza de alcanzar la resurrección de la muerte.

No es que haya alcanzado la meta ni logrado la perfección; yo sigo adelante con la esperanza de alcanzarlo, como Cristo [Jesús] me alcanzó.

Hermanos, yo no pienso haberlo alcanzado. Digo solamente esto: 
olvidándome de lo que queda atrás, me esfuerzo por lo que hay por delante y corro hacia la meta, hacia el premio al cual me llamó Dios desde arriba por medio de Cristo Jesús. 

Por tanto, los que somos maduros, debemos pensar así; y si alguno piensa de otro modo, Dios se lo revelará. Ahora bien, el punto al que hemos llegado nos marcará la dirección

domingo, 13 de marzo de 2016

Reflexión del Papa Francisco sobre la mujer adultera


Evangelio según san Juan (8,1-11)

«¡Quien de vosotros esté sin pecado, tire la primera piedra contra ella!»”. 

El Evangelio, con una cierta ironía, dice que los acusadores se fueron, uno a uno, comenzando por los más ancianos. Y Jesús se queda solo con la mujer, como un confesor, diciéndole: «Mujer, ¿dónde están? ¿Nadie te ha condenado? ¿Dónde están? Estamos solos, tú y yo. Tú ante Dios, sin las acusaciones, sin las habladurías. ¡Tú y Dios! ¿Nadie te ha condenado?». La mujer responde: «¡Nadie, Señor!», pero ella no dice: «¡Ha sido una falsa acusación! ¡Yo no he cometido adulterio!» Reconoce su pecado y Jesús afirma: «¡Yo tampoco te condeno! Ve, ve y de ahora en adelante no peques más, para no pasar por un momento tan feo como este; para no pasar tanta vergüenza; para no ofender a Dios, para no ensuciar la hermosa relación entre Dios y su pueblo». ¡Jesús perdona! Pero aquí se trata de algo más que del perdón: Jesús supera la ley y va más allá. No le dice: '¡El adulterio no es pecado!' Pero no la condena con la ley. Y este es el misterio de la misericordia de Jesús. (Cf Homilía de S.S. Francisco, 7 de abril de 2014, en Santa Marta).

sábado, 12 de marzo de 2016

Jesusito de mi vida


Jesusito de mi vida
fuiste niño como yo
por eso te quiero tanto
y te doy mi corazón.
Tómalo, guárdalo,
tuyo es mi amor.

Los miércoles, milagros


Aquella tarde a Gabriela le preguntó su amigo Jacinto:

- ¿Qué has hecho hoy en la escuela?

- He hecho un milagro, respondió la niña.

- ¿Un milagro? ¿Cómo?

- Fue en el catecismo

- ¿Y cómo hiciste el milagro?

- Tenemos como profesora a una señorita que está muy enferma. No puede hacer nada ella sola, sólo hablar y reír.

- ¿Y qué pasó?


- La señorita hablaba de los milagros de Jesús. Y los niños dijeron: No es verdad que haya milagros. Porque si los hubiera, Dios te hubiera curado a ti.

- Y ella, ¿qué dijo?

- Dijo: Sí, Dios hace también milagros para mí. 

Y los niños dijeron: ¿Qué milagro ha hecho?


- ¿Y entonces?, preguntó Jacinto.

- Entonces ella dijo: Mi milagro sois vosotros.
¿Por qué?, le preguntamos. Y ella dijo: Porque me lleváis los miércoles a pasear, empujando mi carrito de ruedas. 


¿Lo ves? Hacemos milagros todos los miércoles por la tarde. La señorita dijo también que habría muchos más milagros si la gente quisiera hacerlos.


- ¿Te gusta hacer milagros?

- Sí. Tengo ganas de hacer un montón. Primero pequeños. Cuando sea mayor voy a hacer milagros grandes.

- ¿Todos los miércoles?

- Quiero hacerlos todos los días, toda la vida.

- ¿No te parece que la vida es también un milagro?

- No -dijo Grabriela-. La vida es para hacer milagros.

Martín Descalzo - Razones para el amor

Consagración a la Santísima Virgen María




¡Oh Señora mía!
¡Oh Madre mía! 
Yo me ofrezco enteramente a ti y en prueba de mi filial afecto te consagro en este día, mis ojos, mis oídos, mi lengua, mi corazón; en una palabra, todo mi ser.
Ya que soy todo tuyo Oh Madre de bondad, guárdame y defiéndeme como a pertenencia y posesión tuya. 
Amén.

viernes, 11 de marzo de 2016

Señor mío Jesucristo


Señor mio, Jesucristo, Dios y Hombre verdadero, Creador, Padre y Redentor mío, por ser Vos quién sois y porque os amo sobre todas las cosas, me pesa de todo corazón haberos ofendido; propongo firmemente nunca más pecar, apartarme de todas las ocasiones de ofenderos, confesarme y, cumplir la penitencia que me fuera impuesta.


Ofrezco, Señor, mi vida, obras y trabajos, en satisfacción de todos mis pecados, y, así como lo suplico, así confío en vuestra bondad y misericordia infinita, que los perdonareis, por los méritos de vuestra preciosísima sangre, pasión y muerte, y me daréis gracia para enmendarme, y perseverar en vuestro santo amor y servicio, hasta el fin de mi vida.
Amén.

jueves, 10 de marzo de 2016

Mensaje Virgen María de Medjugorje 25 de septiembre de 2014



Mensaje del 25 de septiembre de 2014 en Medjugorje


"Queridos hijos: También hoy os invito para que vosotros seáis como las estrellas, que con su resplandor dan luz y belleza a los demás, para alegrarlos. Hijos míos, sed también vosotros resplandor, hermosura, alegría y paz, y especialmente oración para todos aquellos que están lejos de mi amor y del amor de mi Hijo Jesús. Hijos míos, testimoniad vuestra fe y oración con alegría, con la alegría de la fe que está en vuestros corazones y orad por la paz que es un don precioso de Dios. Gracias por haber respondido a mi llamada."

miércoles, 9 de marzo de 2016

Dios no te olvidará


Isaías 49,8-15

Así dice el Señor: En tiempo de gracia te he respondido, en el día de la salvación te he auxiliado; te he defendido y constituido alianza del pueblo; para restaurar el país, para repartir las herencias devastadas, para decir a los cautivos: Salgan; a los que están en tinieblas: Vengan a la luz; aun por los caminos pastarán, tendrán praderas en todas las dunas; no pasarán hambre ni sed, no les hará daño el viento ardiente ni el sol; porque los conduce el que los compadece y los guía a manantiales de agua.

Convertiré mis montes en caminos y mis senderos se nivelarán. Miren, unos vienen de un país remoto; miren, otros del norte y del occidente, y aquellos del país de Siene.

Grita de alegría, cielo; alégrate, tierra; prorrumpan en aclamaciones, montañas, porque el Señor consuela a su pueblo y se compadece de los desamparados.

—Decía Sión: Me ha abandonado el Señor, mi dueño me ha olvidado.
—¿Puede una madre olvidarse de su criatura, dejar de querer al hijo de sus entrañas? Pero, aunque ella se olvide, yo no te olvidaré.



martes, 8 de marzo de 2016

40 días por la vida en Bogotá



En esta cuaresma la invitación es a orar por la vida, participando en la campaña de 40 días de vigilia provida, que busca lograr el fin del aborto en Colombia y el mundo. El grupo estará ubicado en la zona del barrio Teusaquillo de Bogotá, reconocido como el mayor centro abortista del país.

"Dar un día, una hora, o un minuto de oración por la salvación de aquellos bebes que corren peligro de ser asesinados es lo único que necesitas para ser parte de esta campaña" (coordinadora de 40 días por la vida México)


¿Qué es 40 días por la vida?

Es un movimiento mundial, que mediante una campaña busca reunir el cuerpo de Cristo en un espíritu de unidad durante 40 días de oración, ayuno y activismo pacífico, con el propósito de lograr arrepentimiento, buscar el favor de Dios para convertir los corazones y las mentes de una cultura de la muerte a una cultura de la vida, poniendo así fin al aborto.

La campaña de 40 días se basa en la historia bíblica, donde Dios usa plazos de 40 días para transformar individuos, comunidades y el mundo entero. Desde Noé en el diluvio, Moisés en el ayuno, y Cristo en el desierto, es evidente que Dios ve el valor transformador de la aceptación de su pueblo y que cumplen un desafío de 40 días.

¿Quieres acabar con el aborto? 

Si lo quieres, lo primero que hay que hacer es orar. La oración está en el centro de 40 Días por la Vida. Durante cada campaña, hacen un llamado a las personas de fe en todo el país ... y en todo el mundo ... para caer de rodillas ante el Señor, pidiéndole escuchar nuestra petición y sanar nuestra tierra. Orar fuera de una clínica de aborto. Orar en la iglesia. Orar en el trabajo. Rezar en el coche. Orar en casa con su familia.

Cristo nos dijo que "algunos demonios sólo pueden ser expulsados ​​por la oración y el ayuno". Los dos van de la mano. La oración nos mantiene arraigados en el hecho de que es nuestro deseo de cumplir la voluntad de Dios. El ayuno es un sacrificio que nos ayuda a llegar más allá de nuestras propias limitaciones con la ayuda de Dios.

Las peticiones específicas de oración buscan la ayuda de Dios para:
  • Las mujeres que están en riesgo de tener un aborto
  • Los niños inocentes que están en riesgo de perecer
  • Los hombres y las mujeres que llevan el dolor de una experiencia de aborto pasado
  • Los trabajadores de las instalaciones de Planificación de la Familia y centros de aborto
  • Los líderes locales, regionales y nacionales
  • Renacimiento y renovación en nuestras iglesias
  • El arrepentimiento y la curación a través de nuestra nación

Las personas de fe están también invitadas al ayuno, como un poderoso medio de acercamiento a Dios mediante el bloqueo de las distracciones, de ciertos alimentos, de la televisión, de la apatía y la indiferencia, de lo que sea que te separa de Dios.

La pieza central visible y pública de 40 días por la vida es una vigilia de 40 días, sin parar, durante las veinticuatro horas del día. Vigilia de oración frente a un centro de Planificación de la Familia u otro centro de aborto en la comunidad.

Para más información visita la página oficial de la campaña y localiza tu país y ciudad:


Maria Es Esa Mujer - Cesareo Gabaraín




¿Quién será la mujer que a tantos inspiró poemas bellos de amor? 
le rinden honor la música y la luz, el mármol, la palabra y el color. 

¿Quién será la mujer que el rey y el labrador invocan en su dolor? 
el sabio, el ignorante, el pobre y el señor, el santo al igual que el pecador. 

María es esa mujer que desde siempre el Señor se preparó. 
Para nacer como una flor en el jardín que a Dios enamoró.

¿Quién será la mujer radiante como el sol, vestida de resplandor?
La luna a sus pies, el cielo en derredor, y ángeles cantándole su amor... 

¿Quién será la mujer humilde que vivió en un pequeño taller? 
Amando sin milagros, viviendo de su fe, la esposa siempre alegre de José.

María es esa mujer que desde siempre el Señor se preparó.
Para nacer como una flor en el jardín que a Dios enamoró.


lunes, 7 de marzo de 2016

Oración a Nuestra Señora de Guadalupe por las Víctimas del Aborto

Santa María, Madre de Dios y de la Iglesia, Nuestra Señora de Guadalupe, tú fuiste elegida por el Padre para el Hijo a través del Espíritu Santo.

Tú eres la Mujer vestida con el sol a punto de dar a luz a Cristo mientras Satanás, el Dragón Rojo, espera para devorar vorazmente a tu Hijo.

Lo mismo hizo Herodes buscando destruir a tu Hijo, Nuestro Señor y Salvador Jesucristo, masacrando muchos niños inocentes en su intento. 

Lo mismo hace hoy el aborto, matando millones de niños inocentes y explotando a sus madres en su ataque contra la vida y contra la Iglesia, el Cuerpo de Cristo.

Madre de los Inocentes, alabamos a Dios en Tí por Sus regalos a Tí de tu Inmaculada Concepción, libre de pecado, llena de gracia; tu maternidad de Dios y de la Iglesia, tu Perpetua Virginidad y tu Ascensión al Cielo en cuerpo y espíritu.

O Auxilio de los Cristianos, te rogamos protejas todas las madres de los aún no nacidos y a los niños en su vientre. Suplicamos tu ayuda para que se termine este holocausto del aborto.

Santa Madre, rogamos a tu Inmaculado Corazón por todas las madres y todos los niños aún no nacidos para que ellos puedan tener vida aquí en la tierra y por la tan Preciosa Sangre derramada por tu Hijo que puedan tener vida eterna con Él en los cielos. También oramos a tu Inmaculado Corazón por todos los que realizan los abortos y los que los apoyan, para que se conviertan y acepten a tu Hijo, Jesucristo, como su Señor y Salvador. Defiende a todos tus hijos en la batalla contra Satanás y todos los malos espíritus en estos tiempos de oscuridad.

Deseamos que los inocentes niños aún no nacidos y que mueren sin el Bautismo pudieran ser bautizados y salvados. Te pedimos que obtengas esta gracia para ellos y el arrepentimiento, reconciliación y el perdón de Dios para sus padres y sus asesinos.

Que sea revelado una vez más en el mundo el poder del Amor. Que él ponga fin al mal. Que transforme conciencias. Que tu Inmaculado Corazón revele para todos la luz de la esperanza. Que Cristo Rey reine sobre todos nosotros, nuestras familias, ciudades, estados, países y la humanidad completa.

O clemente, O llena de amor, O dulce Virgen María, escucha nuestras plegarias y acepta este clamor desde nuestros corazones!

Nuestra Señora de Guadalupe, Protectora de los aún no nacidos, Ruega por nosotros!

Música católica: Te necesito - Jon Carlo





Te necesito
Es que no hay nadie quien pueda secar mis lágrimas
En la tormenta oh Señor, tú eres mi calma
Y cuando todos ya sean ido nunca me faltas.

Te necesito
Porque mi alma hoy Señor está sedienta
Y Tú eres ese manantial de agua fresca,
Y eres Jesús el pan de vida que me sustenta.

Te necesito Dios, te necesito Dios, te necesito Dios,
Te necesito
Yo te necesito

Y es que no hay nadie quien pueda secar mis lágrimas
En la tormenta Oh Señor, Tú eres la calma
Y cuando todos ya sean ido nunca me faltas.

Y es que yo te necesito
Porque mi alma hoy Señor está sedienta
Y Tú eres ese manantial de agua fresca, que me alimenta
Y eres Jesús el pan de vida que me sustenta.

Te necesito Dios, te necesito Dios, ahora mismo
Te necesito Dios, te necesito Dios, ahora mismo
Te necesito Dios, te necesito Dios, ahora mismo
Te necesito Dios, te necesito Dios, ahora mismo

Pues levanto mis manos y doblaré mis rodillas
Yo clamaré hacia el cielo:Te necesito Dios! 
Pues levanto mis manos y doblaré mis rodillas
Yo clamaré hacia el cielo:¡Te necesito Dios! 
Te necesito Dios, te necesito Dios, te necesito Dios,

Ooohhh te necesito más que al aire pa respirar
Te necesito más que al agua para vivir 
Eres mi todo... Te necesito Dios ahora mismo
Te necesito más que al aire pa respirar
Te necesito más que al agua para vivir 

Eres mi todo Señor, mi fortaleza eres Tú, eres mi todo.
Te necesito Señor, Señor
Te necesito mi Dios, mi Dios
Eres mi todo, mi fortaleza eres tú Señor
Eres tú Señor, eres tú Señor
Yo te necesito




domingo, 6 de marzo de 2016

Salmo 50 - Misericordia, Señor - Hermana Glenda


Misericordia, Señor, por tu bondad



Misericordia, Señor, por tu bondad,
por tu inmensa compasión borra mi culpa;
lava del todo mi delito,
limpia mi pecado.

Pues yo reconozco mi culpa,
tengo siempre presente mi pecado:
contra ti, contra ti solo pequé,
cometí la maldad que aborreces.

En la sentencia tendrás razón,
en el juicio resultarás inocente.
Mira, en la culpa nací,
pecador me concibió mi madre.

Te gusta un corazón sincero,
y en mi interior me inculcas sabiduría.
Rocíame con el hisopo: quedaré limpio;
lávame: quedaré más blanco que la nieve.

Hazme oír el gozo y la alegría,
que se alegren los huesos quebrantados.
Aparta de mi pecado tu vista,
borra en mí toda culpa.

Oh Dios, crea en mí un corazón puro,
renuévame por dentro con espíritu firme;
no me arrojes lejos de tu rostro,
no me quites tu santo espíritu.

Devuélveme la alegría de tu salvación,
afiánzame con espíritu generoso:
enseñaré a los malvados tus caminos,
los pecadores volverán a ti.

Líbrame de la sangre, oh Dios,
Dios, Salvador mío,
y cantará mi lengua tu justicia.
Señor, me abrirás los labios,
y mi boca proclamará tu alabanza.

Los sacrificios no te satisfacen:
si te ofreciera un holocausto, no lo querrías.
Mi sacrificio es un espíritu quebrantado;
un corazón quebrantado y humillado,
tú no lo desprecias.

Misericordia, Señor, por tu bondad