lunes, 27 de febrero de 2017

Stop- La Nueva Droga: Pornografía




La Conferencia Episcopal Colombiana invita a la primera jornada de capacitación denominada: ¡Stop! La nueva droga: La pornografía.  Con el lema "Tiempo de reconciliarte con el amor y tu sexualidad" el Departamento de Promoción y Defensa de la Vida busca dar respuesta a un tema de actualidad que afecta a un gran número de personas y que afecta negativamente el amor en las parejas.

La jornada será el próximo sábado 4 de marzo, en las instalaciones de la Conferencia Episcopal de 8:30-4:30 . El plazo máximo para inscribirse será el miércoles 1 de marzo y tiene una donación de $20.000. Para más información visita el siguiente enlace: STOP- LA NUEVA DROGA: PORNOGRAFÍA


Cuánto amor - Fernando Leiva



Cuánto Amor
Fernando Leiva

Cuántos dolores guardados
que no he podido sanar.
Cuánto amor que no he podido entregar
Y cuánto amor que me ha faltado dar.

Quise decirte lo siento
Quise pedirte perdón
Te quise hablar, abrir mi corazón.
Quise escuchar y me faltó valor.

Cuántos dolores marchitando
las ganas de ser feliz
Cuánto perdón 
que no ha brotado en mi
Y cuánto amor que me negué a vivir
Y cuánto amor que te he negado a ti



miércoles, 22 de febrero de 2017

¡Pedalea!



La vida es como andar en bicicleta... te caes, solo si dejas de pedalear.

Al principio veía a Dios como el que me observaba, como un juez que llevaba cuenta de lo que hacía mal, como para ver si merecía el cielo o el infierno cuando muriera. Era como un presidente, reconocía su foto cuando la veía, pero realmente no lo conocía.

Pero luego reconocí a mi Poder Superior; parecía como si la vida fuera un viaje en bicicleta, pero era una bici de dos plazas, y noté que Dios viajaba atrás y me ayudaba a pedalear.

No sé cuando sucedió, no me di cuenta cuándo fue, que Él sugirió que cambiáramos de lugares. Lo que sí sé es que mi vida no ha sido la misma desde entonces.

Mi vida con Dios es muy emocionante. Cuando yo tenía el control, yo sabía a dónde iba. Era un tanto aburrido, pero predecible. Era la distancia más corta entre dos puntos. Pero cuando Él tomó el liderazgo, Él conocía otros caminos, caminos diferentes, hermosos, por las montañas, a través de lugares con paisajes, velocidades increíbles. Lo único que podía hacer era sostenerme; aunque pareciera una locura, Él sólo me decía: "¡Pedalea!"

Me preocupaba y ansiosamente le preguntaba, "¿A dónde me llevas?" Él solo sonreía y no me contestaba, así que comencé a confiar en Él.

Me olvidé de mi aburrida vida y comencé una aventura, y cuando yo decía "estoy asustado", Él se inclinaba un poco para atrás y tocaba mi mano.

Él me llevó a conocer gente con dones, dones de sanidad y aceptación, de gozo. Ellos me dieron esos dones para llevarlos en mi viaje; nuestro viaje, de Dios y mío.

Y allá íbamos otra vez. Él me dijo: "Comparte estos dones, dalos a la gente, son sobrepeso, mucho peso extra". Y así lo hice... a la gente que conocimos, encontré que en el dar yo recibía y mi carga era ligera.

No confié mucho en Él al principio, en darle el control de mi vida. Pensé que la echaría a perder, pero Él conocía cosas que yo no sabía acerca de andar en bici... secretos.

Él sabía como girar para dar vueltas cerradas, saltar para librarnos de obstáculos llenos de piedras, inclusive volar para evitar horribles caminos.

Y ahora estoy aprendiendo a callar y pedalear por los más extraños lugares. Estoy aprendiendo a disfrutar de la vista y de la suave brisa en mi cara y sobre todo de la increíble y deliciosa compañía de mi Dios.

Y cuando estoy seguro que ya no puedo más, Él solo sonríe y me dice: "¡Pedalea!"

martes, 21 de febrero de 2017

Confía en el Señor -Eclesiástico 2


Hijo mío, cuando te acerques a servir al Señor,
prepárate para la prueba;
mantén el corazón firme, sé valiente,
no te asustes cuando te sobrevenga una desgracia;
pégate a él, no lo sueltes,
y al final serás premiado.
Acepta todo cuanto te sobrevenga,
aguanta enfermedad y pobreza,
porque el oro se prueba en el fuego,
y los elegidos, en el horno de la pobreza.
Confía en el Señor, que él te ayudará;
espera en él, y te enderezará el camino.
Los que respetan al Señor, esperen en su misericordia,
y no se desvíen para no caer;
los que respetan al Señor, confíen en él,
que no les retendrá el salario hasta mañana;
los que respetan al Señor, esperen sus bienes,
alegría perpetua y misericordia.
Repasen la historia y verán:
¿quién confió en el Señor y quedó defraudado?,
¿quién esperó en él, y quedó abandonado?
¿quién gritó a él y no fue escuchado?
Porque el Señor es compasivo y misericordioso,
perdona el pecado y salva del peligro.
¡Ay del corazón cobarde, de las manos caídas!
¡Ay del pecador que va por dos caminos!
¡Ay del corazón débil que no confía
porque no alcanzará protección!
¡Ay de los que han perdido la paciencia!,
¿qué harán cuando el Señor venga a pedir cuentas?
Los que respetan al Señor no desobedecen sus palabras,
los que lo aman siguen sus caminos;
los que respetan al Señor tratan de complacerlo,
los que lo aman cumplen la Ley;
los que respetan al Señor tienen el corazón dispuesto
y se humillan delante de él.
Pongámonos en las manos de Dios
y no en manos de los hombres,
porque su misericordia
es como su grandeza.

lunes, 20 de febrero de 2017

Vuelve 40 días por la vida Colombia

Desde el 1 de marzo al 9 de abril estará nuevamente en Colombia la campaña 40 días por la vida. En esta ocasión 25 ciudades del país participarán en las jornadas de oración y ayuno a favor de la vida. 

Las actividades realizadas durante las 24 horas de los 40 días frente a centros abortistas reconocidos buscan hacer penitencia para lograr salvar vidas y evitar que mujeres y hombres caigan en este grave error, que trae consecuencias muy negativas para todos los que participan  y promueven estos hechos.

En la ciudad de Bogotá los principales puntos de actividades serán: Teusaquillo (Cr 18 - Cll 33 A), Suba (Cr. 100 – Av Suba), Kennedy (Cll 26 Sur - 78), Usaquén (Cll 120 - Cr 7).

Si desea participar en la campaña puede escribir a 
40diasporlavidacolombia@gmail.com o llamar al 3223417515

sábado, 18 de febrero de 2017

Himno 100 años de las Apariciones de Fátima



Todos tu hijos en un sólo caminar
no habrá más luchas, ni batallas que librar
tu santo manto nos protege al caminar
toda la iglesia reunida alegre va.

CORO
María, tu Corazón Inmaculado triunfará
tu mano nos va llevando iluminando nuestro andar
¡Oh Madre! necesitamos tu presencia maternal
María tu corazón es la victoria del final.

Vamos reuniendo un ejercito triunfal
un cielo nuevo y una tierra por llegar
ciudad celeste, la Nueva Jerusalén...
Dios nos espera el nuevo amanecer.

(CORO)

Son ya 100 años lo que en Fátima ocurrió
hablaste al mundo y a tres niños de tu amor.
Hoy tu mensaje sigue siendo conversión,
tomen el rosario y abran el corazón.

(CORO)


viernes, 17 de febrero de 2017

Frase de San Alberto Hurtado sobre el cristiano y el amor



San Alberto Hurtado (1901-1852) fue un abogado, legislador y sacerdote jesuita chileno. Patrono de los trabajadores de Chile y de los niños pobres. Canonizado en el año 2005.

miércoles, 15 de febrero de 2017

Totus Tuus

Oración escrita por San Maximiliano Kolbe


Inmaculada Concepción, María mi Madre, vive en mí. Actúa en mí. 

Habla en y a través de mí. 

Pon tus pensamientos en mi mente. 

Ama a través de mi corazón. 

Dame tus disposiciones y sentimientos. 

Enséñame, llévame y guíame a Jesús. 

Corrige mi camino, ilumina mi entendimiento
y expande con tu amor mi corazón. 

Toma mi alma. Toma posesión de toda mi personalidad y mi vida. 

Remplázala con tu vida. Inclíname a una constante adoración y alabanza. 

Ora en mí y a través de mí, Oh Madre. 

Permíteme vivir en ti y siempre mantenme en esta comunión de corazón. 

Totus tuus ego summ

lunes, 13 de febrero de 2017

Letanías de la Humildad

Cardenal Merry del Val

-Jesús manso y humilde de Corazón, ...Óyeme.


-Del deseo de ser estimado,...Líbrame Jesús (se repite)
-Del deseo de ser alabado,
-Del deseo de ser honrado,
-Del deseo de ser aplaudido,
-Del deseo de ser preferido a otros,
-Del deseo de ser consultado,
-Del deseo de ser aceptado, 
-Del temor de ser humillado,
-Del temor de ser despreciado,
-Del temor de ser reprendido,
-Del temor de ser calumniado,
-Del temor de ser olvidado,
-Del temor de ser puesto en ridículo,
-Del temor de ser injuriado,
-Del temor de ser juzgado con malicia,

-Que otros sean más estimados que yo,...Jesús dame la gracia de desearlo (se repite)
-Que otros crezcan en la opinión del mundo y yo me eclipse,
-Que otros sean alabados y de mí no se haga caso,
-Que otros sean empleados en cargos y a mí se me juzgue inútil,
-Que otros sean preferidos a mí en todo,
-Que los demás sean más santos que yo con tal que yo sea todo lo santo que pueda,

ORACIÓN
Oh Jesús que, siendo Dios, te humillaste hasta la muerte, y muerte de cruz, para ser ejemplo perenne que confunda nuestro orgullo y amor propio. Concédenos la gracia de aprender y practicar tu ejemplo, para que humillándonos como corresponde a nuestra miseria aquí en la tierra, podamos ser ensalzados hasta gozar eternamente de ti en el cielo. Amén.

viernes, 10 de febrero de 2017

Cuanto más suframos, ¡más hemos de orar!


“Cuanto más suframos, ¡más hemos de orar! Por desgracia, normalmente, nos ocurre lo contrario: cuanto más sufrimos, más tentados estamos, y más nos cuesta orar. La táctica del demonio es envolvernos como en una nube, ahogarnos de alguna manera, en nuestro sufrimiento o en nuestra tentación, e impedirnos elevar la voz y los ojos al cielo… Atravesemos esa red, esa nube, no caigamos en la trampa, ya que la conocemos, y cuánto más suframos, cuánto más tentados estemos, más ardientemente, y de todo corazón, ¡arrojémonos en Dios, llamémosle en nuestra ayuda, con fe y amor!”

Carlos de Foucauld  

martes, 7 de febrero de 2017

El abandono en las manos de Dios -Santo Tomás Moro

Santo Tomás Moro fue un teólogo, humanista, escritor, político y abogado inglés. Fue condenado y decapitado bajo la orden de Enrique VIII por negarse a firmar el decreto antipapal, oponerse al divorcio con Catalina de Aragón, y no estar de acuerdo con que el rey formara una nueva iglesia, la Anglicana. 

Antes de morir, ya en prisión, escribe una última carta a su hija:

Me pongo totalmente en manos de Dios con absoluta esperanza y confianza

De una carta de santo Tomás Moro, escrita en la cárcel a su hija Margarita

Aunque estoy bien convencido, mi querida Margarita, de que la maldad de mi vida pasada es tal que merecería que Dios me abandonase del todo, ni por un momento dejaré de confiar en su inmensa bondad. Hasta ahora, su gracia santísima me ha dado fuerzas para postergarlo todo: las riquezas, las ganancias y la misma vida, antes que prestar juramento en contra de mi conciencia; hasta ahora, ha inspirado al mismo rey la suficiente benignidad para que no pasara de privarme de la libertad (y, por cierto, que con esto solo su majestad me ha hecho un favor más grande, por el provecho espiritual que de ello espero sacar para mi alma, que con todos aquellos honores y bienes de que antes me había colmado). Por esto, espero confiadamente que la misma gracia divina continuará favoreciéndome, no permitiendo que el rey vaya más allá, o bien dándome la fuerza necesaria para sufrir lo que sea con paciencia, con fortaleza y de buen grado.

Esta mi paciencia, unida a los méritos de la dolorosísima pasión del Señor (infinitamente superior en todos los aspectos a todo lo que yo pueda sufrir), mitigará la pena que tenga que sufrir en el purgatorio y, gracias a su divina bondad, me conseguirá más tarde un aumento premio en el cielo.

No quiero, mi querida Margarita, desconfiar de la bondad de Dios, por más débil y frágil que me sienta. Más aún, si a causa del terror y el espanto viera que estoy ya a punto de ceder, me acordaré de san Pedro, cuando, por su poca fe, empezaba a hundirse por un solo golpe viento, y haré lo que él hizo. Gritaré a Cristo: Señor, sálvame.Espero que entonces él, tendiéndome la mano, me sujetará y no dejará que me hunda.

Y, si permitiera que mi semejanza con Pedro fuera aún más allá, de tal modo que llegara a la caída total y a jurar y perjurar (lo que Dios, por su misericordia, aparte lejos de mí, y haga que una tal caída redunde más bien en perjuicio que en provecho mío), aun en este caso espero que el Señor me dirija, como a Pedro, una mirada llena de misericordia y me levante de nuevo, para que vuelva a salir en defensa de la verdad y descargue así mi conciencia, y soporte con fortaleza el castigo y la vergüenza de mi anterior negación.

Finalmente, mi querida Margarita, de lo que estoy cierto es de que Dios no me abandonará sin culpa mía. Por esto, me pongo totalmente en manos de Dios con absoluta esperanza y confianza. Si a causa de mis pecados permite mi perdición, por lo menos su justicia será alabada a causa de mi persona. Espero, sin embargo, y lo espero con toda certeza, que su bondad clementísima guardará fielmente mi alma y hará que sea su misericordia, más que su justicia, lo que se ponga en mí de relieve.

Ten, pues, buen ánimo, hija mía, y no te preocupes por mí, sea lo que sea que me pase en este mundo. Nada puede pasarme que Dios no quiera. Y todo lo que él quiere, por muy malo que nos parezca, es en realidad lo mejor.


lunes, 6 de febrero de 2017

Sed Buenos



Sed buenos


Pedro Arrupe

Sed buenos: buenos en vuestro rostro,
que deberá ser distendido,sereno y sonriente;
buenos en vuestra mirada,

una mirada que primero sorprende y luego atrae.Sed buenos en vuestra forma de escuchar:
de este modo experimentaréis, una y otra vez, la paciencia,
el amor, la atención y la aceptación de eventuales llamadas.
Sed buenos en vuestras manos: manos que dan, que ayudan,
que enjugan las lágrimas, que estrechan la mano del pobre y del enfermo
para infundir valor, que abrazan al adversario y le inducen al acuerdo,
que escriben una hermosa carta a quien sufre,
sobre todo si sufre por nuestra culpa;
manos que saben pedir con humildad para uno mismo
y para quienes lo necesitan, que saben servir a los enfermos,
que saben hacer los trabajos más humildes.
Sed buenos en el hablar y en el juzgar:
Sed buenos, si sois jóvenes, con los ancianos;
y, si sois ancianos, sed buenos con los jóvenes.
Sed contemplativos en la acción: mirando a Jesús –para ser imagen
de Él– 
sed, en este mundo y en esta Iglesia, contemplativos en la acción;
transformad vuestra actividad ministerial en un medio de unión con Dios.
Sed santos: el santo encuentra mil formas, aun revolucionarias,
para llegar a tiempo allá donde la necesidad es urgente.
El santo es audaz, ingenioso y moderno;
el santo no espera a que vengan de lo alto las disposiciones y las innovaciones;
el santo supera los obstáculos y, si es necesario, quema las viejas estructuras superándolas…
Pero siempre con el amor de Dios y en la absoluta fidelidad a la Iglesia
a la que servimos humildemente porque la amamos apasionadamente.

(De un retiro a sacerdotes en Cagliari, 11 de marzo de 1976)

domingo, 5 de febrero de 2017

El ayuno que agrada al Señor



El ayuno que a mí me agrada consiste en esto:
en que rompas las cadenas de la injusticia
y desates los nudos que aprietan el yugo;
en que dejes libres a los oprimidos
y acabes con toda tiranía;
en que compartas tu pan con el hambriento
y recibas en tu casa al pobre sin techo;
en que vistas al que no tiene ropa
y no dejes de socorrer a tus semejantes.
Entonces brillará tu luz como el amanecer
y tus heridas sanarán muy pronto.
Tu rectitud irá delante de ti
y mi gloria te seguirá.
Entonces, si me llamas, yo te responderé;
si gritas pidiendo ayuda, yo te diré: ‘Aquí estoy.’
Si haces desaparecer toda opresión,
si no insultas a otros
ni les levantas calumnias,
si te das a ti mismo en servicio del hambriento,
si ayudas al afligido en su necesidad,
tu luz brillará en la oscuridad,
tus sombras se convertirán en luz de mediodía.
Yo te guiaré continuamente,
te daré comida abundante en el desierto,
daré fuerza a tu cuerpo
y serás como un jardín bien regado,
como un manantial al que no le falta el agua.


Isaías 58, 6-11

viernes, 3 de febrero de 2017

El Video del Papa Febrero 2017 – Acoger a los necesitados


La intención del Papa Francisco para febrero del 2017 : No abandonar a los pobres, refugiados y marginados; para que encuentren acogida y apoyo en nuestras comunidades.