martes, 24 de abril de 2018

Sábado 5 de Mayo XII Marcha Nacional por la Vida



El próximo 5 de mayo se realizará la XII Marcha Nacional por La Vida en diferentes ciudades de Colombia. La iniciativa promovida por la Plataforma Unidos por la Vida, contará con el apoyo de la Conferencia Episcopal Colombiana, la cual en su comunicado del 20 de marzo del 2018 invitó a participar en ella a todos los fieles de la iglesia. 

Ante la aprobación por parte de la Corte Constitucional de la eutanasia en niños en Colombia, se espera la movilización masiva en rechazo de estas sentencias, que una vez más, fueron tomadas sin considerar las múltiples manifestaciones ciudadanas en contra de estas políticas.

Si queremos la paz debemos proteger la vida, en un país que busca la paz es incomprensible que paulatinamente se han aprobado leyes y emitidos sentencias  que atentan contra la vida en todas sus etapas, especialmente de los más pequeños y vulnerables.

Retomando palabras de Monseñor Oscar Urbina Ortega, presidente de la Conferencia Episcopal: "defendamos la vida como un don del que sólo dispone Dios, no se puede ser indiferente ante esta situación sin atentar contra el amor del Señor"

En la ciudad de Bogotá, la marcha partirá desde la Torre Colpatria a las 10 de la mañana y se desplazará hasta la Plaza de Bolivar. Para conocer el punto de encuentro y la hora en otras 37 ciudades del país, puede visitar el siguiente enlace: Ciudades Marcha Por la Vida

martes, 27 de febrero de 2018

No al Aborto



El sacerdote Gustavo Lombardo del Instituto del Verbo Encarnado,  en su canal de You Tube, habla brevemente sobre el aborto. En este corto, expone la forma como mediante mentiras personas con intereses variados han logrado ejercer presión para legalizar el aborto. Así mismo, cuenta la transformación de algunos de estos líderes proaborto, que con el tiempo han llegado a la luz de la verdad y se convirtieron en grandes defensores Pro-vida.

En este tiempo, que vivimos una marcha rampante de aprobación del aborto en América Latina, el sacerdote hace un llamado importante para que los legisladores reflexionen antes de aprobar una ley contraria a la dignidad humana.

Respondamos al llamado y oremos para detener la aprobación de la ley proaborto en Argentina. De igual manera, oremos para que en las próximas elecciones del parlamento en Colombia elijamos personas que defiendan el derecho a la vida en todas sus etapas, especialmente de los más pequeños e indefensos: el bebé en el vientre de la madre.

sábado, 3 de febrero de 2018

¡Ay! -José María R. Olaizola




¡Ay de mí si no respiro,
si no me alimento,
si no quiero con locura!
Si no vibro
con el júbilo del hermano.
¡Ay de mí
si no tiemblo ante su dolor.
Si no abro los oídos
para dejarme transformar
por tu palabra,
y no abro la boca
para gritar
una pregunta de fe;
un veredicto de amistad;
una promesa de curación;
una canción de justicia.
¡Ay de mí si no abro las manos,
liberadas al fin de piedras
y cadenas,
para dar, en ellas,
calor, afecto y abrazo.

¡Ay de mí
no por miedo
o por amenaza,
sino porque, no amando
a tu manera,
no habré vivido!

Mas si, en mi debilidad,
te dejo ser atalaya,
no habrá lamento,
derrota ni queja,
habrá esperanza.

(José María R. Olaizola, sj)

viernes, 2 de febrero de 2018

Oración del Papa Francisco por la Vida Consagrada


Dios de Abraham, de Isaac y de Jacob,
Padre de Nuestro Señor Jesucristo y Padre nuestro,
acoge la oración que te dirigimos
y ayúdanos a vivir apasionadamente
el don de la vocación.

Tú, Padre,
que, en un designio gratuito de amor,
nos llamas por el Espíritu a buscar tu rostro,
en la estabilidad o en la itinerancia,
haznos siempre portadores de tu memoria
y que ella sea fuente de vida
en la soledad y en la fraternidad,
de modo que podamos ser hoy reflejo de tu amor.

Cristo, Hijo del Dios vivo,
tú, que casto, pobre y obediente,
has caminado por nuestras calles,
se nuestro compañero en el silencio y en la escucha:
conserva en nosotros la pertenencia filial
y hazla fuente de amor.
Haz que vivamos el Evangelio del encuentro:
ayúdanos a humanizar la tierra y a crear fraternidad,
que sepamos compartir la fatiga
de quien se ha cansado de buscar
y la alegría de quien aún espera,
de quien busca
y de quien mantiene viva la esperanza.

Espíritu Santo, Fuego que arde,
ilumina nuestro camino en la Iglesia y en el mundo.
Concédenos la valentía de anunciar el Evangelio
y la alegría del servicio en la vida cotidiana.
Abre nuestro espíritu a la contemplación de la belleza.
Conserva en nosotros la gratuidad
y la admiración por la creación;
haz que reconozcamos las maravillas
que Tú realizas en cada viviente.

María, Madre del Verbo,
vela sobre nuestra vida
de hombres y mujeres consagrados
para que la alegría que recibimos de la Palabra
llene nuestra existencia, y tu invitación
a hacer cuanto el Maestro dice,
nos transforme en agentes activos
en el anuncio del Reino. Amén


miércoles, 24 de enero de 2018

Ven, Levántate - P. Juan Ignacio Pacheco




No dejes que la semilla se pierda
No pares de soñar
no creas porque tu mano esté herida
ya no puedes sembrar.
Es el tiempo de mirar los surcos no sembrados
no dejes que otro ocupe tu lugar

Ven, levántate
y mira como Cristo necesita de ti
Ven  y alégrate
tienes tanto para dar y ser feliz
Ven, levántate
y escucha como el cielo grita por ti
Ven  y alégrate
tienes tanto para dar y ser feliz (Bis)


martes, 23 de enero de 2018

Oración a la Virgen María de San Ildefonso



A ti acudo, única Virgen y Madre de Dios. Ante la única que ha obrado la Encarnación de mi Dios me postro.

Me humillo ante la única que es Madre de mi Señor. Te ruego que por ser la Esclava de tu Hijo me permitas consagrarme a ti y a Dios, ser tu esclavo y esclavo de tu Hijo, servirte a ti y a tu Señor.

A Él, sin embargo, como a mi Creador y a ti como Madre de nuestro Creador; a Él como Señor de las virtudes y a ti como Esclava del Señor de todas las cosas; a Él como a Dios y a ti como a Madre de Dios. Yo soy tu siervo, porque mi Señor es tu Hijo. Tú eres mi Señora, porque eres esclava de mi Señor.

Concédeme, por tanto, esto, ¡oh Jesús Dios, Hijo del hombre!, creer del parto de la Virgen aquello que complete mi fe en tu Encarnación; hablar de la maternidad virginal aquello que llene mis labios de tus alabanzas; amar en tu Madre aquello que tú llenes en mí con tu amor; servir a tu Madre de tal modo que reconozcas que te he servido a ti; vivir bajo su gobierno de tal manera que sepa que te estoy agradando y ser en este mundo de tal modo gobernado por Ella, que ese dominio me conduzca a que Tú seas mi Señor en la eternidad.

¡Ojalá yo, siendo un instrumento dócil en las manos del sumo Dios, consiga con mis ruegos ser ligado a la Virgen Madre por un vínculo de devota esclavitud y vivir sirviéndola continuamente!

Pues los que no aceptáis que María sea siempre Virgen; los que no queréis reconocer a mi Creador por Hijo suyo, y a Ella por Madre de mi Creador; si no glorificáis a este Dios como Hijo de Ella, tampoco glorificáis como Dios a mi Señor. No glorificáis como Dios a mi Señor los que no proclamáis bienaventurada a la que el Espíritu Santo ha mandado llamar así por todas las naciones; los que no rendís honor a la Madre del Señor con la excusa de honrar a Dios su Hijo.

Sin embargo yo, precisamente por ser siervo de su Hijo, deseo que Ella sea mi Señora; para estar bajo el imperio de su Hijo, quiero servirle a Ella; para probar que soy siervo de Dios, busco el testimonio del dominio sobre mí de su Madre; para ser servidor de Aquel que engendra eternamente al Hijo, deseo servir fielmente a la que lo ha engendrado como hombre.

Pues el servicio a la Esclava está orientado al servicio del Señor; lo que se da a la Madre redunda en el Hijo; lo que recibe la que nutre, termina en el que es nutrido, y el honor que el servidor rinde a la Reina viene a recaer sobre el Rey. Por eso me gozo en mi Señora, canto mi alegría a la Madre del Señor, exulto con la Sierva de su Hijo, que ha sido hecha Madre de mi Creador y disfruto con Aquélla en la que el Verbo se ha hecho carne.

Porque gracias a la Virgen yo confío en la muerte de este Hijo de Dios y espero que mi salvación y mi alegría venga de Dios siempre y sin mengua, ahora, desde ahora y en todo tiempo y en toda edad por los siglos de los siglos. Amén.


sábado, 6 de enero de 2018

Los reyes magos son verdad




Acercándose ya la noche de los Reyes Magos, una niña preguntó a su padre lo siguiente:

- ¿Papá?
- Sí, hija, cuéntame
- Oye, quiero... que me digas la verdad
- Claro, hija. Siempre te la digo -respondió el padre un poco sorprendido
- Es que... -titubeó Teresa
- Dime, hija, dime.
- Papá, ¿existen los Reyes Magos?

El padre de Teresa se quedó mudo, miró a su mujer, intentando descubrir el origen de aquella pregunta, pero sólo pudo ver un rostro tan sorprendido como el suyo que le miraba igualmente.

- Las niñas dicen que son los padres. ¿Es verdad?

La nueva pregunta de Teresa le obligó a volver la mirada hacia la niña y tragando saliva le dijo:
- ¿Y tú qué crees, hija?
- Yo no sé, papá: que sí y que no. Por un lado me parece que sí que existen porque tú no me engañas; pero, como las niñas dicen eso...
- Mira, hija, efectivamente son los padres los que ponen los regalos pero...
- ¿Entonces es verdad? -cortó la niña con los ojos humedecidos-. ¡Me habéis engañado!
- No, mira, nunca te hemos engañado porque los Reyes Magos sí que existen -respondió el padre cogiendo con sus dos manos la cara de Teresa.
- Entonces no lo entiendo, papá.
- Siéntate, cariño, y escucha esta historia que te voy a contar porque ya ha llegado la hora de que puedas comprenderla -dijo el padre, mientras señalaba con la mano el asiento a su lado.

Teresa se sentó entre sus padres, ansiosa de escuchar cualquier cosa que le sacase de su duda, y su padre se dispuso a narrar lo que para él debió de ser la verdadera historia de los Reyes Magos:

- Cuando el Niño Dios nació, tres Reyes que venían de Oriente guiados por una gran estrella se acercaron al Portal para adorarle. Le llevaron regalos en prueba de amor y respeto, y el Niño se puso tan contento y parecía tan feliz que el más anciano de los Reyes, Melchor, dijo:
- ¡Es maravilloso ver tan feliz a un niño! Deberíamos llevar regalos a todos los niños del mundo y ver lo felices que serían.
- ¡Oh, sí! -exclamó Gaspar-. Es una buena idea, pero es muy difícil de hacer. No seremos capaces de poder llevar regalos a tantos millones de niños como hay en el mundo. 
Baltasar, el tercero de los Reyes, que estaba escuchando a sus dos compañeros con cara de alegría, comentó:
- Es verdad que sería fantástico, pero Gaspar tiene razón y, aunque somos magos, ya somos ancianos y nos resultaría muy difícil poder recorrer el mundo entero entregando regalos a todos los niños. Pero sería tan bonito.

Los tres Reyes se pusieron muy tristes al pensar que no podrían realizar su deseo. Y el Niño Jesús, que desde su pobre cunita parecía escucharles muy atento, sonrió y la voz de Dios se escuchó en el Portal:
- Sois muy buenos, queridos Reyes, y os agradezco vuestros regalos. Voy a ayudaros a realizar vuestro hermoso deseo. Decidme: ¿qué necesitáis para poder llevar regalos a todos los niños? 
- ¡Oh, Señor! -dijeron los tres Reyes postrándose de rodillas. Necesitaríamos millones y millones de pajes, casi uno para cada niño que pudieran llevar al mismo tiempo a cada casa nuestros regalos, pero no podemos tener tantos pajes, no existen tantos.
- No os preocupéis por eso -dijo Dios-. Yo os voy a dar, no uno sino dos pajes para cada niño que hay en el mundo.
- ¡Sería fantástico! Pero, ¿cómo es posible? -dijeron a la vez los tres Reyes con cara de sorpresa y admiración.
- Decidme, ¿no es verdad que los pajes que os gustaría tener deben querer mucho a los niños? -preguntó Dios.
- Sí, claro, eso es fundamental - asintieron los tres Reyes.
- Y, ¿verdad que esos pajes deberían conocer muy bien los deseos de los niños?
- Sí, sí. Eso es lo que exigiríamos a un paje -respondieron cada vez más entusiasmados los tres.
- Pues decidme, queridos Reyes: ¿hay alguien que quiera más a los niños y los conozca mejor que sus propios padres? 
Los tres Reyes se miraron asintiendo y empezando a comprender lo que Dios estaba planeando, cuando la voz de nuevo se volvió a oír:
- Puesto que así lo habéis querido y para que en nombre de los Tres Reyes de Oriente todos los niños del mundo reciban algunos regalos, YO, ordeno que en Navidad, conmemorando estos momentos, todos los padres se conviertan en vuestros pajes, y que en vuestro nombre, y de vuestra parte regalen a sus hijos los juguetes que deseen. También ordeno que, mientras los niños sean pequeños, la entrega de regalos se haga como si la hicieran los propios Reyes Magos. Pero cuando los niños sean suficientemente mayores para entender esto, los padres les contarán esta historia y a partir de entonces, en todas las Navidades, los niños harán también regalos a sus padres en prueba de cariño. Y, alrededor del Belén, recordarán que gracias a los Tres Reyes Magos todos son más felices.


Cuando el padre de Teresa hubo terminado de contar esta historia, la niña se levantó y dando un beso a sus padres dijo:
- Ahora sí que lo entiendo todo, papá. Y estoy muy contenta de saber que me queréis y que no me habéis engañado.
Y corriendo, se dirigió a su cuarto, regresando con su hucha en la mano mientras decía:
- No sé si tendré bastante para compraros algún regalo, pero para el año que viene ya guardaré más dinero.
Y todos se abrazaron mientras, a buen seguro, desde el Cielo, tres Reyes Magos contemplaban la escena tremendamente satisfechos.

viernes, 5 de enero de 2018

Alabanzas



1. Bendito sea Dios.
2. Bendito sea su santo Nombre
3. Bendito sea Jesucristo, Dios y Hombre verdadero.
4. Bendito sea el Nombre de Jesús.
5. Bendito sea su Sacratísimo Corazón.
6. Bendita sea su Preciosísima Sangre.
7. Bendito sea Jesús en el Santísimo Sacramento del Altar.
8. Bendito sea el Espíritu Santo Paráclito.
9. Bendita sea la excelsa Madre de Dios, María Santísima.
10. Bendita sea su Santa e lnmaculada Concepción.
11. Bendita sea su gloriosa Asunción.
12. Bendito sea el nombre de María Virgen y Madre.
13. Bendito sea San José, su castísimo Esposo.
14. Bendito sea Dios en sus Ángeles y en sus Santos. Amén.

jueves, 4 de enero de 2018

Oración Eucarística de Santo Tomás de Aquino


Te adoro con fervor, deidad oculta, 
que estás bajo de estas formas escondidas; 
a ti mi corazón se rinde entero, 
y desfallece todo si te mira. 

Se engaña en ti la vista, el tacto, el gusto. 
Mas tu palabra engendra fe rendida; 
cuanto el Hijo de Dios ha dicho, creo; 
pues no hay verdad cual la verdad divina. 

En la Cruz la deidad estaba oculta. 
aquí la humanidad yace escondida; 
y ambas cosas creyendo y confesando, 
imploro yo lo que imploraba el ladrón arrepentido. 

No veo, como vio Tomás, tus llagas,
mas por su Dios te aclama el alma mía: 
haz que siempre, Señor, en ti yo crea,
que espere en ti, que te ame sin medida. 

Oh memorial de la pasión de Cristo, 
oh pan vivo que al hombre das la vida: 
concede que de ti viva mi alma, 
y guste de tus célicas delicias. 

Jesús mío, pelícano piadoso, 
con tu sangre mi pecho impuro limpia,
que de tal sangre una gotita
puede todo el mundo salvar de su malicia.

Jesús, a quien ahora miro oculto,
cumple, Señor, lo que mi pecho ansía: 
que a cara descubierta contemplándote, 
por siempre goce de tu clara vista. Amén.


miércoles, 3 de enero de 2018

Peregrinación por amor a la vida



La Fundación Derecho a Nacer y la agencia de turismo Stella Maris organizan la Peregrinación por Amor a la Vida. En este viaje los peregrinos visitarán la Basílica de Guadalupe y otros importantes Santuarios mexicanos.

Nuestra Señora Santa María de Guadalupe, es la patrona de la vida en el vientre materno, ante su santuario los peregrinos pedirán especialmente por la defensa de la vida de los más pequeños y la salud de los enfermos.

Durante 8 días, el grupo acompañado espiritualmente por un sacerdote, visitarán la Iglesia de Santiago Tlatelolco donde se dio el Milagro de las Rosas, el Santuario de la Quinta Aparición allí se orará por los enfermos, el Santuario de San Miguel del Milagro de Puebla, la Capilla del Rosario considerada maravilla del mundo, entre otros. El recorrido incluirá diferentes lugares de interés religioso, histórico y cultural de las ciudades de México D.F., Puebla, Guanajuato y León.

Este recorrido por México, es una excelente oportunidad para quienes desean realizar una verdadera peregrinación, como un camino de crecimiento espiritual y fortalecimiento en la fe. Ante los pies de Nuestra Señora, y ante sus ojos misericordiosos las personas dejarán todas sus peticiones confiadas en el gran amor.

La salida será el próximo 12 de marzo del 2018 desde la ciudad de Bogotá. 

Para más información puede visitar los siguientes enlaces: Stella Maris y Fundación Derecho a Nacer


“Porque yo soy vuestra Madre misericordiosa, de ti, y de todos los hombres que viven unidos en esta tierra, y de todas las personas que me amen, los que me hablen, los que me busquen y los que en mí tienen confianza. Allí les escucharé sus lloros, su tristeza, para remediar, para curar todas sus diferentes penas, sus miserias, sus dolores.”

Palabras de Nuestra Señora de Guadalupe a Juan Diego
9 de diciembre de 1531


miércoles, 20 de diciembre de 2017

Nana de Adviento


Nana de Adviento

Juan Susarte y Cofía2


Duerme, mi pequeño duerme,
que cuando despiertes ya se pone el día.
Sueña, mi pequeño sueña,
que cuando Tú nazcas nace la alegría.

Mira la hermosura
que ha puesto en mi vida, mi Señor.
Y es que desde mis entrañas
salen los latidos de mi Salvador.

Duerme, mi pequeño duerme,
que cuando te mire te daré la vida.
Sueña, mi pequeño sueña,
que cuando me mires me darás la mía.

Niño, eres la locura del Dios de la ternura

que da su corazón.
Siento que llevo la esperanza
saltando en mis adentros, 
gozando en mi interior.

Duerme, mi pequeño duerme,

que cuando despiertes serás Tú la vida.


viernes, 1 de diciembre de 2017

Homenaje a Nuestra Señor de Guadalupe



El martes 12 de diciembre se celebrará la Fiesta de la Virgen de Guadalupe, quien en el año de 1531, en el cerro del Tepeyac de México, se le apareció a un indígena azteca bautizado como Juan Diego, hoy santo de la iglesia católica.

La imagen gravada en la tilma fue el mensaje de amor de Dios por su pueblo indígena; quienes por los símbolos allí impresos reconocieron que la joven mestiza vestida de nobleza, con estrellas en su manto, era La Reina de Cielo. La cinta negra que llevaba atada a la cintura significaba que estaba embarazada, y la flor de cuatro pétalos en su vestido señalaba que llevaba en su vientre al Señor, el dueño de todo. 

La Emperatriz de América, se manifestó al pueblo indígena sufriente durante la conquista española, gracias a ella se abandonaron los sacrificios humanos y los indígenas reconocieron al Único Dios Verdadero.

Cinco siglos después, ante las diferentes leyes que aprueban el aborto, la eutanasia y otras formas que atentan contra la vida en todo el mundo, pero especialmente en Colombia, la Parroquia de Santa Matilde de la Ciudad de Bogotá, ofrecerá una Alborada Mariana con una Sagrada Eucaristía en acto de reparación por estos graves pecados. 

Se honrará con rosas y cantos a la Siempre Virgen Santa María de Guadalupe, Madre del Verdadero Dios, pidiéndole protección especialmente por los más pequeños e indefensos.

En apoyo a la Fundación Derecho a Nacer de la ciudad, los asistentes podrán donar pañales desechables, toallitas húmedas, ropa para bebé nueva o usada en buen estado, juguetes y demás elementos necesarios para niños pequeños y sus madres.

La celebración se realizará en la Parroquia de Santa Matilde, ubicada en la calle 10 Sur con Carrera 35. El Martes 12 de diciembre del 2017 a las 6:00 de la mañana iniciaremos saludando a la Santísima Virgen con el Ángelus, posteriormente el Santo Rosario, La Sagrada Eucaristía y por último una serenata en honor a la Santísima Virgen María.

jueves, 30 de noviembre de 2017

Bajo Tu Amparo - Hermana Guadalupe


Bajo Tu Amparo

Canta: Hermana Guadalupe Rodrigo ssvm

Bajo tu Amparo nos acogemos
Santa Madre de Dios
No desprecies las oraciones
que te dirigimos en nuestras necesidades.

Oh, gloria de las creaturas
Oh, bien excelso de la creación
Oh, mar de dones
en este mundo que pasa

Bajo tu Amparo nos acogemos
Santa Madre de Dios
No desprecies las oraciones
que te dirigimos en nuestras necesidades.

Oh, Puerta del Cielo
Oh, Madre de la Redención
Oh, Fuente de la Esperanza
Oh, luz que nos guía por la recta vía

Bajo tu Amparo nos acogemos
Santa Madre de Dios
No desprecies las oraciones
que te dirigimos en nuestras necesidades.


Navidad en Siria con los Cristianos Perseguidos



Estamos próximos a celebrar la navidad; un tiempo de adornos, regalos, cenas y todo tipo de gastos superfluos que nos están alejando cada día más del verdadero sentido de esta época del año. Conocer el testimonio de la Hermana Guadalupe Rodrigo, misionera en Siria de la Comunidad del Verbo Encarnado, es un llamado a volver a lo esencial de la celebración del nacimiento de Jesús en un humilde portal.

Los cristianos en Medio Oriente sufren la guerra y la persecución por la religión que profesan abiertamente; pero, en medio de las torturas más atroces son capaces de entregar su vida y la de sus hijos por la fe en Cristo. Entre las carencias materiales que dejan los bombardeos; la ausencia de servicios públicos; el dolor por la muerte de seres queridos; la pérdida de fuentes de empleos y otras tantas dificultades; el martirio de los cristianos de Siria, Egipto, Alepo y otros tantos lugares nos alientan a reconocer lo importante de la navidad: el nacimiento de Cristo en el corazón del hombre.

Permitamos que en este diciembre Jesús no pase de largo, mientras estamos entretenidos en las luces efímeras y los ojos puestos en las cosas del mundo. Por el contrario, imitemos a nuestros hermanos de Siria que viven iluminados por la luz de Cristo y siguen con la esperanza mirando al Cielo. 

Unámonos en oración por nuestros hermanos perseguidos para que reciban fortaleza en estos momentos de tribulación. Que su testimonio nos haga valorar todas las bendiciones que tenemos los cristianos en occidente, especialmente en América Latina. Elevemos la voz para que más personas conozcan la realidad de los hoy llamados Nazarenos Perseguidos.

Si deseas apoyar económicamente a los cristianos en Medio Oriente puedes dar tu donación a lo la Fundación Pontificia Ayuda a la Iglesia que Sufre con presencia en varios países. Así mismo, los franciscanos son los Custodios de Tierra Santa y disponen de varios programas de ayuda a estas comunidades. 

Que la Santísima Virgen María,  Madre de todos los hombres, nos guíe para ser fieles testigos de Cristo en el lugar donde vivimos.

Contactos:
Ayuda a la Iglesia que Sufre - Colombia
Calle 98 # 71A - 42 en Bogotá.
Correo: info@acncolombia.org
Teléfono:(0571) 4848890 - 314 445 1449


Custodios de Tierra Santa
Calle 16 N° 7 – 35, 2° piso - Bogotá
Teléfono: 281 65 52. Telefax: 334 92 93. Celular: 3176684831
Correo: tierrasanta2@yahoo.com


lunes, 27 de noviembre de 2017

Hoy Fiesta de la Virgen de la Medalla Milagrosa


El 27 de noviembre celebramos la fiesta de la Virgen de la Medalla Milagrosa, rememorando la aparición de la Santísima Virgen María a Santa Catalina Labouré en  París en el año 1830. 

La virgen pidió a Catalina: "Haz que se acuñe una medalla según este modelo. Todos cuantos la lleven puesta recibirán grandes gracias. Las gracias serán más abundantes para los que la lleven con confianza".

Inicialmente, la medalla fue llamada de la Inmaculada Concepción, por la inscripción que lleva alrededor; posteriormente, dados los milagros que ocurrían al extenderse la devoción se popularizó como La Medalla Milagrosa.

La medalla, al igual que el rosario y el escapulario, es considerada un sacramental y constituye una ayuda en la lucha contra el mal. A continuación, una explicación detallada de cada uno de los símbolos que contiene la medalla: 



ORACIÓN DE CONSAGRACIÓN A LA MILAGROSA


Postrado ante vuestro acatamiento, ¡Oh Virgen de la Medalla Milagrosa!, y después de saludaros en el augusto misterio de vuestra concepción sin mancha, os elijo, desde ahora para siempre, por mi Madre, Abogada, Reina y Señora de todas mis acciones y Protectora ante la majestad de Dios.


Yo os prometo, virgen purísima, no olvidaros jamás, ni vuestro culto ni los intereses de vuestra gloria, a la vez que os prometo también promover en los que me rodean vuestro amor.

Recibidme, Madre tierna, desde este momento y sed para mí el refugio en esta vida y el sostén a la hora de la muerte. Amén.


¡Oh María, sin pecado concebida, 
ruega por nosotros que recurrimos a vos!



viernes, 17 de noviembre de 2017

Amar hasta que duela - Santa Teresa de Calcuta


Discurso de Madre Teresa de Calcuta en el desayuno de Oración Nacional

Washington, DC, Febrero 3, 1994

En el último día, Jesús dirá a los que están a su derecha, "Vengan, entren al Reino. Porque tuve hambre y me diste de comer, tuve sed y me diste de beber, estuve enfermo y me visitaste". Luego Jesús les dirá a los que están a su izquierda y les dirá, " Apártense de mi porque tuve hambre y no me dieron de comer, tuve sed y no me dieron de beber, estuve enfermo y no me visitaron." Ellos le preguntarán, "¿Cuándo te vimos hambriento, o sediento o enfermo y no te ayudamos?" Jesús les responderá, "Lo que dejaron de hacer por uno de éstos más pequeños, ustedes dejaron de hacérmelo a mi!"

Al encontrarnos aquí reunidos para orar juntos, pienso en lo bello que será si comenzamos con una oración que expresa muy bien lo que Jesús quiere que hagamos por los más pequeños. San Francisco de Asís comprendía muy bien las palabras de Jesús y su vida quedó bien plasmada en esta oración. Esta oración que nosotras decimos todos los días después de recibir la Santa Comunión, no deja de sorprenderme, porque la encuentro muy adecuada para cada uno de nosotros. Siempre me he preguntado si hace ochocientos años, cuando San Francisco vivió, tuvieron las mismas dificultades que enfrentamos hoy en día. Creo que ya algunos se sabe la oración de la Paz, por lo tanto la rezaremos juntos.

Oración de San Francisco:

Señor, hazme un instrumento de Tu paz, donde haya odio que yo siembre amor, donde haya injuria, lleve yo el perdón, donde haya duda, lleve yo la fe, donde haya desaliento, lleve yo la esperanza, donde haya obscuridad, lleve yo la Luz, donde haya tristeza, lleve yo la alegría. OH Divino Maestro, permíteme no ser consolado sino consolar, comprendido sino comprender, amado sino amar. Porque dando se recibe, perdonando se es perdonado, y muriendo en Ti se nace a la vida eterna.

Demos gracias a Dios por la oportunidad que nos ha dado en venir a orar juntos. Hemos venido aquí, para orar, especialmente, por la paz, gozo y amor. Recordemos que Jesús vino a entregarle las buenas noticias a los pobres. El nos dijo cuales eran esas buenas noticias cuando dijo: "Mi Paz os dejo, Mi Paz os doy." El no vino a dar la paz que da el mundo, la cual es simplemente la que unos no molestan a otros. Él vino a dar la paz del corazón, la cual viene cuando amamos hacer el bien al prójimo.

Dios amó tanto al mundo que le entregó su único Hijo - era ya un hecho. Dios le dio su Hijo a la Virgen María, ¿y qué fue lo que Ella hizo? En cuanto Jesús vino a la vida de María, Ella inmediatamente fue rápido a dar las buenas noticias. Y entró a la casa de su prima Isabel, y las Escrituras dicen que su hijo, aún no nacido, el niño dentro del vientre de Isabel, saltó de gozo. Desde el vientre de María, Jesús trajo paz a Juan el bautista quien saltó de gozo en el vientre de Isabel.



Y como si no fuera suficiente, que Dios Hijo se hiciera uno de nosotros y nos trajera Paz y Gozo mientras todavía se encontraba en el vientre de María, Jesús también murió en la Cruz para demostrar un amor aún más grande. El murió para ti y para mi, y por el leproso, y por el que muere de hambre, y por el que se encuentra desnudo y tendido en la calle, no solo de Calcuta, sino de Africa, y de todos lados. Nuestras hermanas le sirven a los pobres en 105 países alrededor del mundo. Jesús insistió que nos amaramos los unos a los otros como El nos ama. Jesús dio su vida para amarnos y nos dice que nosotros también debemos dar lo que sea para hacer el bien al prójimo. En los evangelios, Jesús dice claramente: "Amense como yo los he amado." Jesús murió en la Cruz porque eso es lo que se requería de El para hacer un bien por todos nosotros, para salvarnos de nuestros pecados de egoísmos. El dio todo para cumplir con la voluntad del Padre para demostrarnos que nosotros también debemos estar dispuestos a darlo todo para cumplir la voluntad de Dios, para amarnos los unos a los otros como El nos ha amado. Si nosotros no estamos dispuestos a darlo todo para hacer el bien al prójimo, el pecado todavía vive en nosotros. Es por ello que nosotros también debemos dar hasta que duela. No es suficiente que digamos "Amo a Dios". Tengo también que amar a mi prójimo. San Juan nos advierte que somos mentirosos si decimos que amamos a Dios y no amamos a nuestro prójimo.

¿Cómo se puede amar a Dios, a quien no se ve, si no amas a tu prójimo a quien puedes ver, puedes tocar, y con quien vives?

Por lo tanto, es muy importante entender que amar, para que sea verdadero amor, tiene que doler. Debo estar dispuesto a darlo todo, lo que sea para no hacerle daño a la gente y, de hecho, para hacerle el bien. Esto requiere que yo esté dispuesto a dar hasta que duela. De otro modo, no hay verdadero amor en mi y por ende, en lugar de traer buenas noticias, le traigo injusticia, y no traigo paz a los que están a mi alrededor. A Jesús le dolió amarnos. Hemos sido creados a Su imagen para cosas mucho más grandes, para amar y ser amados. Debemos "vestirnos de Cristo" como dicen las Escrituras. Por eso, hemos sido creados para amar y ser amados, Dios se hizo hombre para comprobarnos que podemos amar de la misma manera que El nos amó. Jesús se hace el hambriento, el desnudo, el desamparado, el rechazado, y nos dice, "me lo hicieron a mi". En el último día El le dirá a los de su derecha, "Lo que hicieron a uno de mis pequeños, me lo hicieron a Mi" y también dirá a los de su izquierda, " Lo que dejaron de hacer a uno de mis pequeños, me lo dejaron de hacer a Mi."

Cuando Jesús moría en la cruz, dijo "Tengo sed." Jesús está sediento por su amor, esta es la sed de todos, pobres y ricos. Todos estamos sedientos por el amor de otros, ver que alguien vaya fuera de su camino no solo para dejarnos de hacer un daño sino al contrario para hacernos un bien. Este es el significado del verdadero amor, dar hasta que duela.




Nunca se me olvidará la experiencia que tuve al visitar una institución donde los hijos envían a sus Padres ya de la tercera edad para olvidarse de ellos. Vi que en este hogar, esta gente de tercera edad lo tenía todo, buena comida, un lugar cómodo, televisión, lo tienen todo, sin embargo todos tenían sus miradas puestas en las puertas de entrada. Y no vi a ninguno con una sonrisa en sus rostros. Yo le pregunté a la Hermana: " ¿Porqué ellos, que tienen todas las comodidades aquí, porqué miran hacia las puertas?¿Porqué no sonríen?" Yo estoy tan acostumbrada a ver sonrisas en los rostros de la gente, inclusive hasta los moribundos. Y la Hermana dijo: "Así es aquí todos los días. Ellos siguen esperando, y deseando que un hijo o una hija los vengan a visitar. Ellos están dolidos porque han sido olvidados." Falta de amor trae pobreza espiritual. Tal ves en nuestras propias familias, tenemos a alguien que se sienta solo, enfermo, preocupado. ¿Estamos con ellos? ¿Los acompañamos o los ponemos al cuidado de otros? ¿Estamos dispuestos a dar hasta que duela para estar con nuestras familias, o ponemos nuestros propios intereses primero? Estas son las preguntas que nos debemos hacer, especialmente al comienzo del año de la familia. Debemos recordar que el amor comienza en casa y debemos recordad que "el futuro de la humanidad pasa a través de la familia."

Me sorprendió ver en el Occidente, que tantos jóvenes se entregan a las drogas. Yo he tratado de averiguar porqué. ¿Porqué en el Occidente son así, si tienen muchísimo más que los de Oriente? La respuesta fue: " Porque no hay nadie en sus familias para recibirlos." Nuestros hijos dependen de nosotros para todos, su salud, su nutrición, su seguridad, el conocer y el amar a Dios. Por todo esto, ellos nos miran con confianza, esperanza y expectativa. Pero muy a menudo el Padre y la Madre están tan ocupados que no tienen tiempo para sus hijos, o tal ves ni siquiera están casados o se han dado por vencidos en su matrimonio. Por lo tanto, los niños van a las calles y se involucran con las drogas y con otras cosas. Hablamos del amor a los niños que es donde el amor y la paz deben comenzar. Estos son los hechos que contribuyen al rompimiento de la paz. Pero siento que el mayor destructor de la paz hoy en día es el aborto, porque es la guerra en contra los niños, el asesinato directo de los inocentes, asesinato de la Madre en contra de si misma.

Si nosotros aceptamos que una Madre asesine a su propio hijo, ¿cómo entonces podemos decirle a otros que no se maten entre sí? ¿Cómo podemos convencer a una mujer de no tener un aborto? Como en todo, debemos persuadirla con amor y nos recordamos que amar significa dar hasta que duela. Jesús dio hasta su vida por amarnos. Así es que, la Madre, que esté pensando en tener un aborto, debe ser ayudada a amar, o sea dar hasta que le duelan sus planes, o su tiempo libre, para que respete la vida de su hijo. El Padre de ese niño, quien quiera que sea, debe dar también hasta que le duela. Con el aborto, la Madre no aprende a amar, sino a matar hasta su propio hijo para resolver sus problemas.




Y con el aborto, al Padre se le dice que no tiene que tener responsabilidad alguna por el niño que ha traído a la vida. El Padre es capaz de poner a otras mujeres en la misma circunstancia. Por lo tanto el aborto solo lleva a más abortos. Cualquier país que acepte el aborto, no le enseña a su gente a amar, sino a utilizar violencia para recibir lo que quieran. Es por esto que el mayor destructor del amor y de la paz es el aborto.

Mucha gente se preocupan bastante por los niños de la India, con los niños de Africa donde muchos mueren de hambre, etc. Mucha gente también se preocupan por toda la violencia en esta gran nación de los Estados Unidos. Preocuparse por esto es bueno. Pero casi siempre a esta misma gente no les interesan los millones que intencionalmente están siendo asesinados por decisión de sus propias Madres. Y este es el mayor destructor de la paz hoy en día - el aborto cegó a la gente.

Y por esto yo apelo en la India y en cualquier lugar - "traigamos de regreso a los niños." El niño es un regalo de Dios para la familia. Cada niño está creado de manera especial a la imagen y semejanza de Dios para grandes cosas. Para amar y ser amado. En este año de la familia, debemos traer a los niños al centro de nuestro cuidado y atención. Esta es la única manera en la que este mundo podrá sobrevivir, porque nuestros hijos son la única esperanza para el futuro. Cuando los ancianos son llamados a donde Dios, solo sus hijos los pueden reemplazar.

¿Pero que es lo que Dios nos dice? El dice: "Aunque la Madre olvidase a su hijo, Yo no te olvidaría. Te he grabado en la palma de mi mano." Todos estamos grabados en la palma de sus manos; el niño que fue abortado, también está grabado en la palma de su mano desde el momento de concepción y es llamado, por Dios, para amar y ser amado, no solo ahora en esta vida, pero para siempre. Dios no nos olvida nunca.


Les diré algo hermoso. Luchamos contra el aborto con la adopción, cuidando a la Madre y adoptando al niño. Hemos salvado a miles de vidas. Le hemos comunicado a las clínicas, a los hospitales y a las estaciones de policía :"Por favor no destruyan a los niños; nosotras nos encargaremos de ellos." Así es que siempre tenemos a alguien que le dice a las Madres en problemas: " Vengan, nosotros te cuidaremos, le conseguiremos un hogar a tu hijo." Y tenemos una gran demanda de parejas que no pueden tener hijos pero nunca le daré un hijo a una pareja que han hecho algo para no tener a un hijo. Jesús dijo "Quien quiera que reciba a este niño en mi nombre, a Mí me recibe." Al adoptar a un niño, estas parejas reciben a Jesús pero, al abortar a un niño, la pareja rechaza a Jesús.

Por favor no asesinen a los niños. Yo quiero a los niños. Por favor entréguenme los niños. Yo estoy dispuesta a aceptar a cualquier niño que lo hayan querido abortar y se lo entregaré a una pareja casada que lo amará y serán amados por ese niño.

Solo en nuestro hogar en Calcuta, hemos salvado a más de 3000 niños del aborto. Estos niños han traído tanto amor y gozo a sus Padres adoptivos y han llegado a crecer llenos de amor y gozo. Yo se que las parejas deben planificar sus familias pero para eso hay planificación familiar natural.

La manera de planificar las familias es por medios naturales no por medios anti conceptivos. Al destruir el poder de dar vida, por medio de la anti concepción, la pareja se hace daño a sí misma. Esto cambia la atención a sí mismos y destruye el regalo de amarse el uno al otro. Al amarse, el uno al otro, la atención está en el amor de uno para el otro. Al amarse, la pareja se da atención el uno al otro y esto es lo que sucede con la planificación familiar natural, y no hacia sí mismos como sucede egoísticamente con la anti concepción. Una vez el amor viviente es destruido por la anti concepción, el aborto le prosigue fácilmente como el paso a seguir.

Yo se que hay grandes problemas en el mundo, que muchas parejas no se aman lo suficiente para utilizar planificación familiar natural. No podemos resolver todos los problemas del mundo, pero no permitan traer el peor problema de todos, y ese es el que destruye el amor. Y esto es lo que pasa cuando la gente practica anti concepción y aborto.

Hay muchos pobres en el mundo. Ellos nos pueden enseñar muchas cosas bellas. Una vez, una de ellas vino a agradecerme por enseñarle planificación familiar natural y dijo: "Ustedes que practican castidad, son los mejores en enseñarnos planificación familiar natural porque no es nada más que auto control por amor del uno al otro." Y lo que esta persona pobre dijo es muy cierto. La gente pobre pueda que no tengan nada que comer, tal ves no tengan un hogar donde vivir, pero son personas grandiosas y muy ricas espiritualmente.


Cuando recojo a una persona e la calle, hambrienta, yo le doy un plato de arroz y un pedazo de pan. Pero una persona que está sola, se siente rechazada, como que nadie la ama, atemorizada, esa persona que ha sido rechazada por la sociedad, tiene una pobreza que es mucho más difícil de vencer y esa es la pobreza espiritual. El aborto, el cual prosigue a la anti concepción, lleva a la gente a ser espiritualmente pobre, y esa es la peor pobreza y la más difícil de vencer.

Los que son materialmente pobres pueden ser gente maravillosa. Una tarde fuimos a recoger cuatro personas de la calle. Una de ellas estaba en una condición horrible. Le dije a las Hermanas :"Ustedes encárguense de las otras tres; yo me encargaré de la que se ve peor." Así es que hice todo lo que mi amor pudo hacer por ella. La acosté en una cama y ella tenía una bellísima sonrisa en su rostro. Ella me tomó de la mano, y dijo una tan sola palabra: "gracias" y luego murió.

No pude hacer nada más que examinar mi conciencia ante ella.Y pregunté "¿Qué diría yo si estuviera en su lugar?" Mi respuesta fue sencilla. Yo hubiese tratado de atraer atención. Hubiera dicho: "tengo hambre, me muero, tengo frío, estoy en dolor" o algo. Pero ella me dio mucho más, ella me dio su gran amor. Y murió con una sonrisa en su rostro. También había un hombre que recogimos de los alcantarillados, medio comido por los gusanos y, después que lo trajimos a la casa, el solo dijo:

"He vivido como un animal en la calle, pero voy a morir como un ángel, amado y cuidado."

Luego, después que le quitamos los gusanos del cuerpo, todo lo que dijo, con una gran sonrisa fue: "Hermana, voy a casa donde Dios" y luego murió. Fue tan maravilloso ver la grandeza de ese hombre que podía hablar así, sin culpar a nadie, sin comparar nada. Como un ángel, esta es la grandeza de la gente que son espiritualmente ricos aunque sean materialmente pobres. No somos trabajadoras sociales. Podremos hacer trabajo social a los ojos de algunas gentes, pero nosotras debemos ser contemplativas en el corazón del mundo. Porque tocamos el cuerpo de Cristo y estamos siempre en su presencia.

Ustedes también deben traer la presencia de Dios a sus familias, porque la familia que reza unida, se mantiene unida.

Hay demasiado odio, demasiada miseria, y con nuestras oraciones, con nuestros sacrificios comenzamos desde el hogar. El amor comienza en casa, y no es cuanto hacemos, pero cuanto amor ponemos en lo que hacemos.

Si somos contemplativas en el corazón del mundo con todos los problemas, estos nunca nos podrán desanimar. Debemos recordar siempre que Dios nos dice en las Escrituras: "Aunque una Madre olvidase a su hijo en su vientre, algo imposible, pero si ella lo llegara a olvidar, Yo nunca te olvidaría." Y por eso me encuentro aquí dirigiéndome a ustedes. Quiero encontrar a los pobres aquí, justo en sus propios hogares primero. Y comenzar a amar ahí. Sean portadores de buenas noticias a su familia primero. Y luego a sus vecinos. ¿Los conocen? Yo tuve una gran experiencia de amor al prójimo con una familia Hindú. Un hombre vino a nuestro hogar y dijo: " Madre Teresa, hay una familia que no ha comido por mucho tiempo. Haga algo." Así es que tomé algo de arroz y fui inmediatamente. Y vi a los niños, sus ojos brillaban de hambre. No se si alguna vez han visto hambre. Yo si y con mucha frecuencia. Y la Madre de la familia tomó el arroz que les di y fue afuera. Cuando regresó, le pregunté: "¿Adonde fue? ¿qué fue lo que hizo?" Y me dio una respuesta muy sencilla: "Ellos también tienen hambre." Lo que me impactó fue que ella sabía eso, y quienes eran también. Una familia de Musulmanes, y ella lo sabía. No traje más arroz esa tarde porque quería que ellos, Hindúes y Musulmanes, disfrutaran de el gozo de compartir. Y los niños irradiaban gozo, compartiendo el gozo y la paz con su Madre porque ella supo amar hasta que le dolió. Y ven que ahí es donde comienza, en casa con la familia.

Así es que, como lo demuestra esta familia, Dios nunca nos olvida y siempre hay algo que ustedes y yo podemos hacer. Podemos mantener el gozo de amar a Jesús en nuestros corazones, y compartir ese gozo con todos los que entremos en contacto. Tomemos una determinación, que ningún niño sea rechazado o que no sea amado, o que no se preocupen por el o que no lo asesinen y lo tiren a la basura. Y den hasta que duela, con una sonrisa.

Ya que hablo mucho de dar con una sonrisa, una vez un profesor de los Estados Unidos me preguntó:"¿Esta casada?" y le dije : "si, y a veces encuentro muy difícil darle una sonrisa a mi esposo, Jesús, porque El puede ser bastante exigente a veces". Esto es verdaderamente cierto.

Y de ahí es de donde sale el amor, cuando es exigente, y cuando todavía podemos darlo con gozo.

Una de las cosas más exigentes para mi es viajar a cualquier lado - y con publicidad. Yo le dije a Jesús que si no voy al cielo por cualquier otra cosa, que iré al cielo por lo menos por todos los viajes, con toda la publicidad, que hago, eso me ha purificado y me ha sacrificado, y en verdad me ha preparado para ir al cielo. Si recordamos que Dios nos ama, y que podemos amar a otros así como El nos ama, entonces América puede llegar a ser una señal de paz para el mundo.

Desde aquí, un aviso de cuidar a los más débiles, a los no nacidos, debe salir hacia el mundo. Si ustedes se convierten en un faro ardiente de justicia y paz en el mundo, entonces verdaderamente serán fieles a lo que los fundadores de este país representaban. Que Dios los bendiga!

martes, 14 de noviembre de 2017

Oración de la Sangre de Cristo



Señor Jesús, en tu nombre y con
el Poder de tu Sangre Preciosa
sellamos toda persona, hechos o
acontecimientos a través de los cuales
el enemigo nos quiera hacer daño.

Con el Poder de la Sangre de Jesús
sellamos toda potestad destructora en
el aire, en la tierra, en el agua, en el fuego,
debajo de la tierra, en las fuerzas satánicas
de la naturaleza, en los abismos del infierno,
y en el mundo en el cual nos movemos hoy.

Con el Poder de la Sangre de Jesús
rompemos toda interferencia y acción del maligno.
Te pedimos Jesús que envíes a nuestros hogares
y lugares de trabajo a la Santísima Virgen
acompañada de San Miguel, San Gabriel,
San Rafael y toda su corte de Santos Ángeles.

Con el Poder de la Sangre de Jesús
sellamos nuestra casa, todos los que la habitan
(nombrar a cada una de ellas),
las personas que el Señor enviará a ella,
así como los alimentos y los bienes que
Él generosamente nos envía
para nuestro sustento.

Con el Poder de la Sangre de Jesús
sellamos tierra, puertas, ventanas,
objetos, paredes, pisos y el aire que respiramos,
y en fe colocamos un círculo de Su Sangre
alrededor de toda nuestra familia.

Con el Poder de la Sangre de Jesús
sellamos los lugares en donde vamos
a estar este día, y las personas, empresas
o instituciones con quienes vamos a tratar
(nombrar a cada una de ellas).

Con el Poder de la Sangre de Jesús
sellamos nuestro trabajo material y espiritual,
los negocios de toda nuestra familia,
y los vehículos, las carreteras, los aires,
las vías y cualquier medio de transporte
que habremos de utilizar.

Con Tu Sangre preciosa sellamos los actos,
las mentes y los corazones de todos los habitantes
y dirigentes de nuestra Patria a fin de que
Tu Paz y Tu Corazón al fin reinen en ella.

Te agradecemos Señor por Tu Sangre y
por Tu Vida, ya que gracias a Ellas
hemos sido salvados y somos preservados
de todo lo malo.

Amén.

viernes, 10 de noviembre de 2017

El Profeta


Letra inspirada en el texto bíblico Jeremías 1,5-9


Antes que te formaras dentro del vientre de tu madre
antes de que nacieras te conocía y te consagré.
Para ser mi profeta de las naciones Yo te escogí,
irás donde te envíe y lo que te mande proclamarás. 

Tengo que gritar, tengo que arriesgar, 
¡ay de mí si no lo hago!
¿Cómo escapar de Ti, cómo no hablar? 
Si tu voz me quema dentro. 

Tengo que andar, tengo que luchar
¡ay de mí si no lo hago!
¿Cómo escapar de Ti, cómo no hablar? 
Si tu voz me quema dentro. 

No temas arriesgarte, porque contigo Yo estaré
no temas anunciarme porque en tu boca Yo hablaré. 
Te encargo hoy mi pueblo, para arrancar y derribar
para edificar, destruirás y plantarás. 

Tengo que gritar, tengo que arriesgar, 
¡ay de mí si no lo hago! 
¿Cómo escapar de Ti, cómo no hablar?
Si tu voz me quema dentro. 
Tengo que andar, tengo que luchar 
¡ay de mí si no lo hago! 
¿Cómo escapar de Ti, cómo no hablar? 
Si tu voz me quema dentro. 

Deja a tus hermanos, deja a tu padre y a tu madre
abandona tu casa porque la tierra gritando está. 
Nada traigas contigo porque a tu lado Yo estaré 
Es hora de luchar porque mi pueblo sufriendo está. 

Tengo que gritar, tengo que arriesgar, 
¡ay de mí si no lo hago! 
¿Cómo escapar de Ti, cómo no hablar?
Si tu voz me quema dentro. 
Tengo que andar, tengo que luchar 
¡ay de mí si no lo hago! 
¿Cómo escapar de Ti, cómo no hablar? 
Si tu voz me quema dentro. 


miércoles, 1 de noviembre de 2017

Letanías de los Santos -breve


Señor, ten piedad. / Señor, ten piedad.
Cristo, ten piedad. / Cristo, ten piedad.
Señor, ten piedad. / Señor ,ten piedad.


Santa María, Madre de Dios,
/ Ruega por nosotros.
San Miguel,
/ Ruega por nosotros
Santos ángeles de Dios,
/ Rogad por nosotros.
San Juan Bautista,
/ Ruega por nosotros.
San José,
/ Ruega por nosotros.
Santos Pedro y Pablo,
/ Rogad por nosotros.
San Andrés,
/ Ruega por nosotros.
San Juan,
/ Ruega por nosotros.
Santa María Magdalena,
/ Ruega por nosotros.
San Esteban,
/ Ruega por nosotros.
San Ignacio de Antioquía,
/ Ruega por nosotros.
San Lorenzo,
/ Ruega por nosotros.
Santas Perpetua y Felicidad,
/ Rogad por nosotros.
Santa Inés,
/ Ruega por nosotros.
San Gregorio,
/ Ruega por nosotros.
San Agustín,
/ Ruega por nosotros.
San Atanasio,
/ Ruega por nosotros.
San Basilio,
/ Ruega por nosotros.
San Martín,
/ Ruega por nosotros.
San Benito,
/ Ruega por nosotros.
Santos Francisco y Domingo,
/ Rogad por nosotros.
San Francisco Javier,
/ Ruega por nosotros.
San Juan María Vianney,
/ Ruega por nosotros.
Santa Catalina de Siena,
/ Ruega por nosotros.
Santa Teresa de Avila,
/ Ruega por nosotros.
San Raimundo de Peñarfort,
/ Ruega por nosotros.
Santos y Santas de Dios,
/ Rogad por nosotros.

Muéstrate propicio,
/ Líbranos, Señor.
De todo mal,
/ Líbranos, Señor.
De todo pecado,
/ Líbranos, Señor.
De la muerte eterna,
/ Líbranos, Señor.
Por tu encarnación,
/ Líbranos, Señor.
Por tu muerte y resurrección,
/ Líbranos, Señor.
Por el envío del Espíritu Santo,
/ Líbranos, Señor.

Nosotros, que somos pecadores,
/ Te rogamos, óyenos.
Jesús, Hijo de Dios vivo,
/ Te rogamos, óyenos
Cristo, óyenos
/ Cristo, óyenos.
Cristo, escúchanos.
/ Cristo, escúchanos.

martes, 31 de octubre de 2017

Oración del niño al acostarse - Rafael Pombo


Dame, oh Dios, tu bendición
antes de entregarme al sueño,
y de todos los que amo
cuida Tú, mientras yo duermo.

Por mi madre, por mi padre,
por mis hermanos te ruego,
que los guardes largos años
en salud, fuerza y contento.

Dales consuelo a los tristes,
y remedio a los enfermos
pan a los menesterosos,
y hogar y amparo a los huérfanos.

Que Te bendecimos todos
por tanto que Te debemos,
y que al dormir el sueño último
despertemos en tu Reino.

Rafael Pombo - Poeta Colombiano 1833-1912

viernes, 27 de octubre de 2017

Gracias Señor por un año más de vida

Señor, hoy te doy gracias por mi vida.

Te doy gracias por los padres que me regalaste.
Gracias porque me diste una madre
que amó la vida hasta el final.

Gracias por mi papá y todo
lo que aprendo con su ejemplo.

Gracias por mis hermanos 
y el tiempo que nos permites compartir.

Señor, gracias por mis sobrinos
su alegría llena mi corazón de esperanza.

Señor, gracias por mi familia cercana
que me ayudan a seguir adelante.

Señor gracias por los que aún están
y por todos aquellos que han partido.

Señor, gracias por mis amigos y
el tesoro de tenerlos en mi camino.

Gracias por mi grupo de oración
su amor me mantiene perseverante.

Gracias por los compañeros de trabajo
y su apoyo en los momentos difíciles.

Señor gracias por mis pequeños pacientes
porque su inocencia me acerca más a Ti.

Señor gracias por mi salud
y todos los dones que me regalas.

Señor gracias por llevarme a servirte
en mi pequeñez.

Señor gracias por todos tus regalos,
Tú eres infinitamente bueno,
mis palabras son tan cortas
para agradecer toda tu bondad.

Gracias por permitirme cumplir
un año más de vida.

En tus manos sigo encomendado
mis días.

Tuya soy Señor.

Santísima Virgen María, Madre mía,
llévame de tu mano. 

Amén.

Liliana